A 500 días de que Rio de Janeiro se convierta en la primera ciudad sudamericana en albergar unos Juegos Olímpicos, la Cidade Maravilhosa sigue en una carrera contrarreloj para estar lista el 5 de agosto de 2016.
Las mayores preocupaciones de los organizadores a poco menos de un año y medio para los Juegos pasan por el acondicionamiento de las infraestructuras, la contaminación de las aguas de la famosa Bahía de Guanabara y las protestas que ha desatado la construcción del campo de golf en una reserva natural.
El pasado abril, el vicepresidente del Comité Olímpico Internacional (COI), John Coates, llegó a decir que la preparación de Rio era la "peor que había visto" y avisó de que la situación era crítica tras varias visitas a la ciudad. Los organizadores respondieron entonces con la creación de un grupo de trabajo para supervisar los progresos y el presidente del COI, Thomas Bach, afirmó sentirse "muy satisfecho" tras la reunión del comité ejecutivo del organismo celebrada a final de febrero en Rio.

Embed

¿Qué te pareció esta noticia?



Comentá esta noticia