"Soy un hombre pacífico. No cuento hasta 10, cuento hasta 100, hasta 1000", dice Rodolfo Arruabarrena , el Dt de Boca Juniors . Habla por primera vez en conferencia de prensa desde que los xeneizes se instalaron el fin de semana último en Tandil para realizar la pretemporada. El Vasco está tranquilo, se ríe, niega los rumores de que lo pone impaciente que no lleguen los refuerzos.

Por ahora, Boca sumó a Pablo Pérez y Guillermo Sara, mientras negocia por un marcador central (el uruguayo Rolin es la prioridad), un lateral (siguen las gestiones por Milton Casco) y un enganche (Arruabarrena mencionó al también uruguayo Lodeiro). "Boca no es Papá Noel, ni los Reyes Magos, hay que negociar. Nos piden mucha plata por los refuerzos", cuenta el Vasco.

"No sé a quién le voy a dar la camiseta Nº 10. No puedo hablar de eso, porque Luciano Acosta todavía no se fue. Pero será para el enganche que llegue en caso de que él se vaya. Hay cosas que salieron que no son verdad. Lo único que me molestó es jugar el 28 de enero contra Vélez", reconoció Arruabarrena, quien está en constante comunicación con Daniel Angelici y el manager,
Juan Simón. "No me llamó Angelici para tranquilizarme. Sé que el club y el presidente están haciendo un esfuerzo muy grande. Confío en el plantel que tengo y necesitamos dos o tres refuerzos para jerarquizar el plantel", dijo el DT.
"No me llamó Angelici para tranquilizarme. Sé que el club y el presidente están haciendo un esfuerzo muy grande. Confío en el plantel que tengo y necesitamos dos o tres refuerzos para jerarquizar el plantel", dijo el DT.

Luego, puntualizó: "Tanto Rolín como Peruzzi son jugadores que me interesan. Si por Casco no se ponen de acuerdo, no puede darse. Hablé con Lodeiro, sabe lo que quiero, pero hay plazos. Sé que Osvaldo es fanático de Boca, pero no busco reforzar ese puesto. Si viene, será para jerarquizar el plantel y habrá una linda competencia entre los delanteros".

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial



Comentá esta noticia