A cuatro días del debut del seleccionado argentino en la Copa América Centenario, que comenzará mañana en los Estados Unidos, Lionel Messi, a quien aún tiene dolores en la zona lumbar y se encuentra bajo tratamiento tras el golpe sufrido en el amistoso con Honduras de la pasada semana en San Juan, hoy deberá afrontar un momento tenso cuando tenga que comparecer en España en la causa en la que se lo investiga por presunta evasión fiscal.
El mejor jugador del mundo se presentará en los juzgados españoles, mientras tiene en su cabeza su recuperación y el debut del lunes con el conjunto albiceleste ante su par de Chile (el crack rosarino debe sumarse el sábado al resto del plantel).
Paralelamente, distinta, pero no menos pesada, es la preocupación del DT Gerardo Martino.
A la incertidumbre por Messi se le suman las dudas por los malogrados Lucas Biglia, Javier Pastore y Ezequiel Lavezzi de cara al debut frente al último campeón de la competencia continental.
Martino paró el miércoles a Romero; Mercado, Otamendi, Funes Mori y Rojo; Augusto Fernández, Mascherano y Banega; Nicolás Gaitán, Higuaín y Di María.
Con relación a estos dos últimos, que estuvieron cerca de quedarse afuera de la competencia, evolucionan favorablemente de sus lesiones y ese fue el alivio que tuvo el Tata ayer como para mitigar sus preocupaciones.
Ambos dieron buenas señales al entrenar por primera vez con la pelota en los pies y a la par del resto en el entrenamiento que desarrolló la Albiceleste en el Spartans Sport Camp de California. Sin embargo, no llegarán en condiciones al debut del lunes.
El panorama más complicado para el estratega nacional tiene que ver con Biglia, pese a que en la jornada de ayer el entrenador no descartó la presencia del volante en el arranque copero cuando previamente se lo daba casi por descartado.
El ex-Independiente respondió a las exigencias, aunque agazapado aguarda por su primera gran chance con la Selección Guido Pizarro, una de las alternativas que maneja Martino para su relevo, al igual que Augusto Fernández y Matías Kranevitter.
A todo esto, el sábado, día en que arribará la Pulga a la concentración del equipo nacional en Norteamérica, es el plazo estipulado para efectuar modificaciones en la nómina de los 23 convocados y el DT aún no descarta sorpresas.
Y en cuanto a Messi, el técnico podría darle un descanso en el primer partido de la Copa a raíz del trajín que viene experimentando entre competencia, la última lesión, los viajes y la citación judicial.
Cabe recordar que tras el debut del lunes, a las 23, la Argentina luego enfrentará a Panamá (el viernes 10) y cerrará el grupo frente a Bolivia (martes 14).

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial



Comentá esta noticia