A días del clásico rosarino, la vivienda de la abuela del jugador de Newell's Old Boys, Maximiliano Rodríguez, sufrió anoche un atentado a balazos. Al menos tres impactos quedaron marcados sobre la fachada de la casa ubicada en Iriondo al 2400, en la zona sur de Rosario.
En el lugar, el periodista Ariel Borderi de Radio 2 pudo confirmar la presencia de tres marcas en el portón del inmueble que habrían sido disparados cerca de las 3 de la mañana. No había personal policial en las inmediaciones antes de las 7, según indicó el cronista aunque luego, informó que un móvil se estacionó en la esquina.
La vivienda ya había sido blanco de ataques, el 23 de julio, en la previa del último clásico que se disputó en julio pasado cuando un grupo de desconocidos realizó pintadas intimidatorias con el delantero y sus compañeros.

ABUELA1.jpg

Entonces Central le ganó como visitante a Newell's por 1-0 y antes de ese partido también hubo una afrenta por medio de pintadas contra un fotógrafo del diario El Ciudadano de Rosario. "Te vamos a matar sin aliento", decía el mensaje grabado en el portón de ingreso a la redacción ubicada sobre la calle Dorrego al 900. En el lugar se encontraron además panfletos que instaban a los responsables del medio a castigar al fotógrafo apuntado por hinchas de la lepra como integrante de una agrupación de simpatizantes de Central: "O toman medidas o vamos por ustedes. Con Newell's no se jode", decía el escrito.
ABUELA2.jpg

En el caso de la vivienda de la abuela de Maxi intervino personal de la Comisaría 13° y el Gabinete de la Policía de Investigaciones de Rosario. El domingo Central, tercero del campeonato a cinco puntos de San Lorenzo, el líder, recibirá desde las 15 a Newell's, que acumula una racha de siete partidos sin ganar y está 18º en la clasificación.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial



Comentá esta noticia