Salta logró tener a finales del siglo pasado y principios del actual a algunos de los mejores exponentes del atletismo del país. En las carreras de fondo llegó a estar entre los mejores cinco del ranking nacional con exponentes como José "Ñandú" Cruz y Silvia Moruchi. Más cerca en el tiempo, brillaron los velocistas Matías Usandivaras, Esteban Brandán y Nicolás Piorno. Pero, como casi siempre sucede, lo bueno se acaba y llegaron épocas en las que el atletismo dejó de generar deportistas de alto nivel nacional y Salta no fue la única afectada.
Hoy, el atletismo salteño intenta resurgir afirmándose en el trabajo de unos cuantos entrenadores que han forjado el presente de grandes atletas como Maximiliano Díaz, Bárbara López y de jóvenes promesas como Federico Guerrero, Gastón Oliveira, Rodrigo Brizuela y Patricio Guantay, tan solo por nombrar a algunos.
Para que esta nueva ola no se detenga se han puesto en funcionamiento en toda la provincia cinco escuelas de atletismo para chicos y jóvenes talentosos. El programa está impulsado por la Secretaría de Deportes de la Nación y busca trabajar a largo plazo en la creación de una nueva generación que brinde continuidad en la disciplina.
Los profesores que están a cargo de las escuelas provinciales son Romina Cohen, Laura Zelarayán, Federico Guerrero, Juan Carlos Alanís, en Salta, Carolina Prado, en Metán, y Fabio González, en Cachi.
Además, se estableció un coordinar del trabajo en toda la provincia, cuya responsabilidad recayó en Cohen y un coordinador del NOA, deber al que fue llamado Manuel Avellaneda.
Todos llegan con este impulso de buscar a los nuevos talentos para no buscar los resultados en forma inmediata, sino para formarlos en el atletismo. "La idea es buscar chicos, pero chicos talentosos, no es de iniciación. Está destinada a chicos de las categorías sub-12, sub-14 y sub-16. Los profesores están todo el día en la pista; algunos están abocados a las pruebas de fondo y mediofondo, otros a los saltos y otros a los lanzamientos y carreras", señalo Cohen a Alentandooo.com.
Las escuelas se pusieron en marcha a principios del corriente mes. En la capital, las tareas se realizan en la pista del Legado Güemes en turnos mañana y tarde; quienes se sumen serán evaluados por los profesores, pero ellos aclararon que se acepta a todos los chicos que deseen participar.
"En el grupo puede haber chicos que no reúnan las condiciones pero con el tiempo se los va a ir puliendo. Por ahí un niño que no ha desarrollado su parte hormonal, no está en su potencial y a través del tiempo vamos trabajando con todas las capacidades físicas para que logre tener talentos", explicó Zelarayán.
Las escuelas ya han realizado encuentros con la participación de ocho colegios de nuestra ciudad en la que se compitió en varias modalidades. "Muy pocas veces Nación ha utilizado este tipo de programas a mediano plazo, porque nunca hubo y cuando hubo fueron muy centralistas, solo lo tenía Buenos Aires", expresó Juan Carlos Alanís, uno de los grandes formadores de fondistas en Salta.
Las puertas de las escuelas están abiertas; las ganas de trabajar y generar nuevos saltadores, corredores y lanzadores las tiene los profesores. Resta que se sumen más y más chicos para crear la nueva generación de atletas de elite.

Etapas que no se deben pasar por alto

“No se pueden acelerar los procesos de rendimientos deportivos, tienen ciclos, tienen etapas. La fisiología no te perdona y lo peor es que podés arruinar a un chico de por vida”, señaló Juan Carlos Alanís sobre el problema de priorizar los resultados antes de la formación en todos los niveles.
Las escuelas de atletismo trabajarán a mediano y largo plazo. “Nosotros bregamos por la salud y el desarrollo acorde a las edades del niño, en la cual pueda ir haciendo sus distintas mesetas y nosotros, como docentes, vamos a ir haciendo todos los pasos que corresponden. Resultados inmediatos no queremos”, enfatizó Zelarayán. Por su parte, Cohen sostuvo: “Ahora buscamos la base de la pirámide. Si el programa funciona bien la idea es que entren nuevos profesores a la base y nosotros nos quedemos con los de mediano rendimiento. Y así continuamos para ir llevando al alto rendimiento, pero recién para el 2022 que son los próximos Juegos Olímpicos de la Juventud”.

¿Qué te pareció esta noticia?

Aparecen

Sección Editorial



Comentá esta noticia