Finalmente, la Summer Cup de béisbol termina tras ocho días de competencia a alto vuelo.
Anoche se disputaron las semifinales que tuvo al duelo bonaerense entre Daom y Ferro por un lado y, por otro, se jugaba el desafío del interior entre Arias y Cachorros.
Los de Caballito sufrieron un buen bateo y excelente defensa de los peloteros de Daom, quienes se fueron victoriosos por 7 a 2 y ya están a un solo partido de lograr la Summer Cup.
Anoche, al cierre de esta edición, comenzaba otro atractivo duelo entre el único representante capitalino que quedaba con vida, Cachorros, que jugaba con Arias de Córdoba, en busca del siguiente pasaje. Sin embargo, el final de la competencia no fue lo único bueno que sucedió entre el sábado pasado y ayer, porque hubo un gran nivel y partidos electrizantes.
El primer día de competencia los tricolores de la zona sur dieron el primer batacazo del certamen al derrotar a Los Tigres de Venezuela por 10 a 8. El dato no es menor teniendo en cuenta que los del país vino tinto trajeron a esta ciudad 25 jugadores de gran nivel (entre ellos un pitcher que tira a 93 millas).
Ese mismo día, a última hora, los locales de Popeye Bordó vencieron 6 a 4 a Atléticos, gracias a su firmeza en la ofensiva.
Los espinacas ya se habían encaminado al título y horas después se enfrentaron con Daom y el partido fue tan parejo que terminó empatado y tuvo que ir a un extrainning. Finalmente los salteños se llevaron el juego por 4 a 2.
Atléticos, por su parte, prácticamente se despidió de la competencia al recibir un cachetazo de Arias de Córdoba, equipo que venció a los verdes 15 a 0.
El gran golpe de la Summer Cup se produjo el jueves pasado cuando se disputó el gran clásico de béisbol de nuestra ciudad entre Popeye Bordó y Cachorros.
Los visitantes llegaban con un pie y medio al perder 2 a 1 con Ferro y 7 a 4 con Daom, mientras que los espinacas llegaban invictos y a un paso de las semifinales.
Sin embargo, los tricolores tenían una mínima esperanza y era derrotar a Popeye por una diferencia de seis carreras y la sorpresa llegó cuando a la mitad del encuentro ya ganaban por 10 a 1.
El duelo finalizó 11 a 3 para el festejo de los tricolores y la eliminación de Popeye en su propia casa.
Hoy, a las 15.30, llegará el turno para que se juegue la gran final y los posteriores festejos. Más tarde, desde las 18, se disputará el partido correspondiente entre el tercer y cuarto puesto.
Cabe destacar también que en esta competencia jugaron todos los integrantes de la Selección argentina, quienes viajarán en los próximos días a Brasil para disputar el Sudamericano de la disciplina y que entrega una sola plaza a los Juegos Panamericanos de Toronto.

¿Qué te pareció esta noticia?

Aparecen

Sección Editorial



Comentá esta noticia