Atlético Tucumán, que hizo de su estadio Monumental una fortaleza, consiguió una agónica victoria sobre Huracán por 2 a 1 y se subió a la cima de la zona 2 del torneo de Primera división, posición que compartirá con Lanús al menos hasta que el granate juegue el próximo lunes contra Unión.
Los tucumanos se pusieron en ventaja sobre el final del primer tiempo con una conquista de su goleador histórico, Luis Rodríguez, mientras que el visitante consiguió la igualdad en el segundo tiempo con la conquista de Mariano González y estuvo cerca de llevarse los tres puntos, pero en el minuto 50 de la parte final Rodrigo Aliendro quedó extrañamente solo en el área rival y definió el partido.
Los dirigidos por Juan Manuel Azcónzabal, que acumulan 28 partidos sin perder de local, sumaron tres valiosos puntos que lo depositan en lo más alto de las posiciones de la zona 2 con 19 puntos, los mismos que tiene Lanús con un partido menos, en tanto que Huracán se quedó un escalón más abajo con 17.
El encuentro fue cambiante y entretenido porque los dos buscaron la victoria con diferentes armas futbolísticas y cuando parecía que Huracán tenía más resto para llevarse la victoria, una gran jugada de Cristian Ménendez dejó a Aliendro sin marca en el área y el ex Chacarita Juniors marcó el gol que desató la locura en un estadio Monumental repleto de hinchas.
El triunfo tiene un sabor especial para Atlético Tucumán porque le permite llegar a la cima, quedar a un paso de sumar los 20 puntos que se pusieron como objetivo para asegurar la continuidad en la categoría y además lograr enterrar los fantasmas de sus últimos enfrentamientos frente a Huracán.
El "globito" fue el último equipo que salió airoso del Monumental a fines de 2014 y unas semanas después se impuso a los tucumanos en el desempate por el ascenso a Primera División, algo que el "decano" consiguió un año después.
La campaña en la B fue extraordinaria y terminó invicto de local, racha que se prolongó desde que juega en la máxima categoría y llega a 28 presentaciones sin derrotas en el "José Fierro".
Esa fortaleza anímica y futbolística que logró construir en su estadio, es una de las claves de esta sensacional campaña de Atlético Tucumán, que se anima a soñar con objetivos más ambiciosos.

Embed

Embed

Embed

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial



Comentá esta noticia