El seleccionado argentino masculino de handball, Los Gladiadores, consiguió una agónica victoria por 22-21, con un gol a trece segundos para el final del partido, sobre Chile y se clasificó a las semifinales del Panamericano de la especialidad que se lleva a cabo en Tecnópolis.
De esta manera los argentinos, que necesitaban una diferencia de seis goles para finalizar primeros, terminaron como segundos del Grupo A y se enfrentarán el próximo sábado, a las 14 horas, ante Brasil, el primera de la zona B.
Argentina arrancó apurado, sin ideas claras en ataque y con demasiadas filtraciones en defensa, por esa razón no fue de extrañar que Chile no se lo perdonara y, con la inteligente conducción de Emil Feutchmann, sacara una preocupante ventaja de 4-1 que encendió todas las alarmas.
Ante el desolador panorama, el entrenador nacional, Eduardo Gallardo, se vio obligado a apurar el debut del pivot y capitán, Gonzalo Carou (estaba en la lista de relevos por la fractura del tercer metacarpiano de la mano izquierda e ingresó en lugar de Sergio Crevatín) para buscar la reacción de sus dirigidos.
El ingreso del jugador del Ademar León español le cambió la cara al elenco nacional, que con paciencia y sapiencia comenzó la remontada hasta pasar al frente por primera vez en el encuentro por 8-7, a los 17 minutos.
Con la voz de mando de Carou, la conducción de Sebastián Simonet y los goles de Federico Vieyra, Argentina se convirtió en dominador absoluto del juego y tener a Chile doce minutos sin poder marcar un gol, para terminar la parte inicial por 15-8 arriba.
En el segundo tiempo, 'Los Gladiadores' jugaron la peor media hora en lo que va del torneo, incluso peor que ante Groenlandia, cuando los jugadores y el cuerpo técnico aseguraron que habían tocado fondo en lo que va de este ciclo.
Chile no perdonó ninguna falencia y pasó a cobrar por caja cada vez que tuvo la chance, a lo que se sumó una tarea impresionante del arquero suplente Felipe Barrientos, que terminó con un porcentaje de atajadas de un 80 por ciento, y llegó al empate 18-18 que silenció al estadio del Bicentenario de Tecnópolis.
Para oscurecer más el panorama, los ´Gladiadores' terminaron con cuatro jugadores de campo, pero sacando a relucir el corazón que los caracteriza para marcar un gol a falta de 13 segundos con el coraje de Federico Pizarro y salvando la última pelota cuando Chile busca arruinar la fiesta.

Síntesis:

Argentina: Matías Schulz; Federico Pizarro, Agustín Vidal, Leonardo Querín, Pablo Portela, Federico Fernandéz y Seba Simonet. DT: Eduardo Gallardo.
Ingresaron: Mariano Cánepa, Pablo Portela, Federico Vieyra, Gonzalo Carou, Pablo Simonet, Pablo Vainstein, Julián Souto Cueto, Fernando García y Guido Ricobelli.

Chile: René Oliva; Sebastián Ceballos, Erwin Feutchmann, Rodrigo Salinas, Emil Feutchmann, Javier Freliji y Pablo Baeza. DT: Mateo Garralda.
Ingresaron: Víctor Donoso, Diego Reyes, Esteban Salinas y Felipe Barrientos.

    ¿Qué te pareció esta noticia?

    Aparecen

    Sección Editorial

    

    Comentá esta noticia