Cuando Daniel Hourcade inició su andadura como seleccionador argentino en 2013, se fijó como objetivo armar un equipo competitivo de cara al Mundial de Japón 2019. Un trabajo de seis años en el que el primer banco de pruebas sería Inglaterra 2015.
El test del Mundial fue bien y la selección albiceleste terminó cuarta, tras perder contra Sudáfrica (24-13) en el duelo por el tercer lugar.
"Soñamos con ser campeones del mundo. El objetivo nuestro es el Mundial de 2019. No se adelantó. Estamos haciendo las cosas y se están dando los resultados, pero el objetivo a mediano plazo era este Mundial y el gran objetivo es 2019. No es solo un equipo, sino una estructura", afirmó Hourcade.
Los Pumas tienen cuatro años para afilar sus garras en el Rugby Chmpionship y en el Súper Rugby, el campeonato profesional del Hemisferio Sur, al que entra Argentina con una franquicia desde 2016.
"Es muy importante tener competencia para mejorar y Argentina va a tener esa competencia. El Súper Rugby es la NBA del rugby y Argentina va a tener la posibilidad de jugarlo. Lo único que pueden hacer Los Pumas es mejorar, seguir mejorando", afirmó Agustín Pichot, exjugador del seleccionado y nuevo miembro de comité ejecutivo de la World Rugby.
La Unión Argentina de Rugby (UAR) decidió que solo los jugadores que estén en la franquicia podrán jugar en la selección. De este modo, entre el Súper Rugby y el Rugby Championship, Los Pumas tendrán casi 30 partidos al año de primer nivel. De los 31 jugadores del plantel del Mundial 2015, tres cuartas partes han firmado por la franquicia.
"Es un equipo muy joven y está lejos de su techo. Con el Rugby Championship y la franquicia tendremos 27 partidos por año y podemos crecer. Solo se puede ver un gran futuro para el rugby argentino", afirmó Hourcade.
La camada nacida en este Mundial, con jugadores como Santiago Cordero (21 años), Guido Petti (21), Julián Montoya (21), Matías Moroni (24), Jerónimo de la Fuente (24), Matías Alemanno (23), Facundo Isa (22), Tomás Lavaini (22), Pablo Matera (22) o Lucas Noguera (22) hace que los Pumas vean con optimismo el Mundial de 2019.
"Creo que el equipo podrá llegar a la final dentro de cuatro años", señaló el tercera línea Juan Martín Fernández Lobbe, que con casi 34 años es uno de los que deja Los Pumas, junto a Horacio Agulla, Marcelo Bosch o Marcos Ayerza.

La conferencia, a las 19

Tras el cuarto puesto en el Mundial de Inglaterra, Los Pumas llegan esta tarde al país y sus referentes dialogarán con los medios de prensa sobre lo que dejó la competencia que los ubicó en el cuarto lugar.
La conferencia se realizará mañana en el Aeropuerto Internacional de Ezeiza y será a partir de las 19.
Se estima que una gran cantidad de fanáticos vaya a recibir al seleccionado argentino que hizo historia en una inolvidable competencia que tuvo a los All Blacks como los campeones indiscutidos.


Huevo analiza su futuro

“Si hay un arreglo para seguir sería por dos años. Me parece prudente llegar hasta ahí y analizar, porque se genera un desgaste lógico. Si en dos años estamos bien y las cosas van bien, me parece bárbaro seguir”, dijo Daniel “Huevo” Hourcade tras el final del Mundial de cara a su futuro.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial



Comentá esta noticia