Un año y un par de meses después se descubre lo que realmente pasó entre Luis Suárez y el italiano Giorgio Chiellini, en los cuartos de final del Mundial de Brasi 2014.

Increíblemente, Fernando Mitjans, vicepresidente del Tribunal de Apelaciones de la FIFA, salió a contar que Chiellini fingió el mordisco de Suárez en el dueo entre Italia y Uruguay (0-1) por el que el uruguayo fue sancionado con 4 meses sin jugar y suspendido por 9 partidos oficiales con su selección.

Según revela el sitio deportivo español Mundo Deportivo, Mitjans aseguraóque "lo que pasó con Luis Suárez fue una locura, una locura reglamentaria: solo le aplicaron la reincidencia deportiva".

Embed


El dirigente argentino contó que solo "se tomó en cuenta lo que hizo en Holanda, lo que hizo en Inglaterra y lo que hizo en Brasil" y actuaron de oficio contra el presunto mordisco del pistolero.

Mitjans también explicó que el árbitro de aquel partido mundialista no denunció a Suárez en el informe, porque "no vio nada". Además, Chiellini tampoco lo denunció, no declaró contra Suárez. El jugador italiano ni siquiera viajó para declarar ante al FIFA, "contestó a las preguntas vía e-mail".

MItjans explicó que él nada pudo hacer al respecto por ser parte de la CONMEBOL, "prefirieron sacarme".

Y, la más insólita de las revelaciones es, que la marca de supuestamente le hizo Suárez no era más que un beso (chupón) de la novia de Chiellini. "Lo que hice fue sacarle ventaja", aclaró el italiano.


¿Qué te pareció esta noticia?

Aparecen

Sección Editorial



Comentá esta noticia