El qatarí Nasser Al Attiyah (MINI) ganó hoy la octava etapa del Dakar 2016 entre Salta y Belén (Catamarca), considerada el primer filtro de la competencia, en la que el hasta ahora líder Sebastien Loeb (Peugeot) protagonizó un vuelco a poco del final, mientras el salteño Kevin Benavides terminó quinto en motos y Marcos Patronelli se impuso en quads.
La etapa de hoy, que comenzó demorada por un reclamo de guardaparques en el Parque Nacional Los Cardones, tuvo un recorrido total de 766 kilómetros totales, de los cuales 393 eran de la especial, que se dividió en dos.
Esta victoria no sólo marca la primera de Al Attiyah este año sino que además corta la racha vencedora de Peugeot, que había monopolizado el triunfo frente a los MINI.
Al Attiyah, actual campeón, consiguió su primera victoria en esta edición, demostró una vez más su supremacía en las dunas y la arena y, pese a la falta de potencia que evidenciaron hasta ahora los MINI, protagonizó una cerrada lucha con Carlos Sainz (Peugeot) y con Loeb, quien luego terminó volcando y dañando seriamente su 2008 DKR.
"Hay que lamentar lo que le pasó a Seb (Loeb) pero esto demuestra la importancia que tiene la experiencia en el Dakar", enfatizó el ganador.
Tras la amargura de las etapas en Bolivia, donde sintió que había poco por hacer frente al potencial de los Peugeot, Al Attiyah vuelve a esperanzarse con ganar su segundo campeonato consecutivo.
"Queda un largo viaje a Rosario y estoy aquí para ganar", ratificó bajo el sol abrasador en plena tarde catamarqueña.

¿Qué te pareció esta noticia?

Aparecen



Comentá esta noticia