Parece increíble, pero los artistas son los artistas. Y así como millones y millones alguna vez se emocionaron viendo El Padrino o Scarface, él, el increíble Al Pacino, siente cosas parecidas cuando ve jugar a la Selección argentina. El puente para llegar a ese equipo es su mujer, la modelo y actriz argentina Lucila Solá. Por eso, antes de que se jugara el partido de semifinal contra Paraguay, el actor decidió mandarle un mensaje de apoyo a los jugadores y al entrenador: "Acabo de verlos jugar y amo la manera en que juegan. Amo ver cómo intentan, me emocioné con mi novia Lucila".

El actor, quien alguna vez actuó en Un domingo cualquiera, dando una charla técnica a un equipo de fútbol americano que más de una vez usaron entrenadores de fútbol para motivar a sus equipos, está fascinado por lo que es capaz de hacer Lionel Messi. aunque no sólo el 10 de Barcelona: el equipo de Martino, en sí, le encanta. "Estoy muy emocionado de poder hablar con ustedes, es excitante para mí hablar con ustedes y poder decirles cuánto aprecio lo maravilloso y geniales que son como jugadores" , dijo en un audio que le llegó al DT argentino, unos días antes del cruce de semifinal.

"Me pongo muy contento cuando los veo jugar y para mí siempre es un placer", admitió, mientras se ríe con su novia Lucila, quien mira los partidos a su lado, sin perderle pisada a la Selección del país donde nació. El actor, quien, como muchos hacen con él, no quería perderse de elogiar algo que le parece grandioso, cerró su discurso con dulzura: "No los conozco como personas, por eso no quiero decir cuán grandioso son como personas, pero como jugadores los amo".

Fuente: Goal.com



Embed

¿Qué te pareció esta noticia?

Aparecen

Sección Editorial



Comentá esta noticia