El delantero Lucas Alario tiene una luxación en su hombro derecho y, ni bien River llegó al país después de su clasificación en Quito, se realizó estudios para ver la gravedad de su lesión.
Si bien hay que esperar por los resultados de los informes médicos, desde el entorno del futbolista son optimistas y creen que podrá estar en el Mundial de Clubes que se realizará en diciembre.
Alario ya tuvo esta lesión en el otro hombro y jugó un tiempo así en Colón de Santa Fe sin necesidad de operarse al momento", dijo una persona allegada al jugador.
Sobre el final del partido que River perdió 1 a 0 frente a Liga de Quito, el delantero forcejeó con el central argentino Norberto Araujo y, apenas cayó al piso, miró al banco de suplentes e hizo el gesto que se había lesionado en el hombro derecho.
Las ganas de no perderse una cita tan importante como el Mundial de Clubes y el antecedente de una lesión similar en 2013 donde estuvo un tiempo jugando sin ser operado hacen que haya cierto grado de esperanza y, si tiene que ser operado, recién se de una vez que termine la competencia que se disputará en Japón.
Por otra parte, el plantel que logró la clasificación angustiosa en Quito regresó este jueves por la tarde a Buenos Aires y desde hoy comenzará a preparar el encuentro frente a Independiente, el domingo.
Los que no viajaron a Quito hicieron fútbol ante un combinado de las inferiores. Y ahí, Lucho González sacó a relucir su jerarquía aportando un golazo para el 3-1 final, con un soberbio remate desde afuera del área.
El experimentado dejó atrás un microdesgarro que padeció en el último Superclásico y se especula que para el domingo estará entre los citados. Gallardo tiene en mente otro equipo alternativo.

¿Qué te pareció esta noticia?

Aparecen

Sección Editorial



Comentá esta noticia