El platense Matías Albarracín se clasificó hoy a la final de salto ecuestre individual al quedar entre los 35 mejores ubicados. En la tercera clasificación disputada este miércoles, el jinete tuvo cinco faltas y, sumadas a las cinco que ya arrastraba de las anteriores jornadas, logró el pase a la instancia definitoria. Por su parte, Ramiro Quintana registró 18 faltas en total y se quedó afuera de la final, que se disputará el viernes. Montado en "Appy Cara", el jinete tuvo diez faltas en la última jornada y no llegó a quedar entre los mejores de la especialidad.

En declaraciones formuladas a TyC Sports, Albarracín reconoció que "cuando uno es atleta, lo que siempre sueña es estar en una final olímpica". Si bien reconoció que "será difícil porque peleo contra 34 que son potencia a nivel mundial", afirmó tener una cuota de "optimismo ya que todos arrancamos de cero".

"Es importantísimo llega a una final ya que poner a un argentino en esa instancia era uno de los objetivos. Planteamos la vara muy alta después de la medalla de Toronto. Éramos los más débiles, pero trabajamos duro y el proyecto fue continuado, algo que es importante", expresó Albarracín, cuyo caballo se llama "Cannavaro 9". Por su parte, Quinta reconoció que "era esperado no clasificar porque me enfrentaba con los mejores caballos y los mejores jinetes".

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial



Comentá esta noticia