El argentino Matías Albarracín salió octavo en la final de salto ecuestre individual de los Juegos de Río de Janeiro 2016 y se quedó con un diploma en su primera participación olímpica.
Albarracín, de 36 años y quien no estuvo en Beijing 2008 y Londres 2012 por lesiones de sus caballos, tuvo apenas dos puntos de penalización en la final, con su caballo Cannavaro 9, y finalizó en el octavo puesto de la definición entre 20 jinetes.
Matías, hijo de Justo Albarracín (olímpico en Los Ángeles 1984 y Atlanta 1996), mostró una buena performance en el Centro Olímpico Ecuestre del complejo Deodoro, y consiguió el undécimo diploma de la Argentina en los Juegos.
Por la mañana, el argentino -que participó en los Juegos Panamericanos de Río 2007 (12°), Guadalajara 2011 (16°) y Toronto 2015 (8°)- había avanzado en el puesto 14 de la clasificación con un punto de penalización.
El británico Nick Skelton terminó primero, seguido por el suizo Steve Guerdat y el qatarí Sheikh Ali Al Thani.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial



Comentá esta noticia