El impacto y el consecuente efecto colateral de la eliminación de Central Norte a manos de Mitre, además de alimentar el folclore y exacerbar las chicanas de sus adversarios, también golpea las economías de sus rivales y "primos", que necesitan de su contrincante histórico para avivar la llama popular, ensalzar la pasión y retroalimentarse.
El equipo de barrio norte, por un año más, volverá a escupir el polvo de un torneo amateur, tedioso e indeseable. Eso implica la panacea de los humildes, que gozarán otra vez de las mieles de las apetecibles convocatorias y recaudaciones que generará el cuervo. Pero el no ascenso de Central volverá a ser un revés económico para los otros dos clubes más populares de Salta: Juventud y Gimnasia volverán a tener dos clásicos menos que afrontar en el Federal A.
"Más allá de las cargadas, es triste que Central no haya ascendido. Para nosotros, la expectativa de recaudación no es la misma, pero eso no es tan importante como el aditivo que será para los tres grandes en la puja por la B Nacional. Hay que acabar con los egoísmos y las mezquindades", le dijo a El Tribuno Rafael Del Carlo, directivo santo.
¿Cómo ves al nuevo equipo de J...

Mientras, el titular del albo, Marcelo Mentesana, aportó: "Aunque para nosotros las recaudaciones no impactan en el presupuesto ni en los sueldos, es una pérdida económica importante no tener a Central, aunque para Salta, como plaza, sería bueno que al me nos Mitre ascienda".

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial



Comentá esta noticia