Alejandro Caminos tiene una pasión única por el taekwondo, una disciplina que subsiste sin prensa ni demasiada ayuda. como otras. Alejandro también es trabajador, pero no celebrará su día, el domingo, como lo hará la gran mayoría.
Este deportista salteño fue invitado a participar en un torneo nacional que se desarrollará en Resistencia, provincia de Chaco, este fin de semana, y pese a sus bajos recursos y un día especial, no se perderá esta cita. Dio detalles de este certamen y cómo hará para poder decir presente.
"Fui convocado por el maestro Javier Torres (instructor reconocido en la zona del Litoral), pelearé de manera individual representando a Salta y también lo haré por equipo, como parte de la Selección nacional", contó Alejandro en su visita a El Tribuno.
El certamen, que tendrá participantes de distintas provincias, se llevará a cabo este domingo, para lo cual Caminos llegará con lo justo y con un itinerario casi maratónico. "Me subo al colectivo el sábado, llego y me voy directo a la competencia, termino a la tarde, me subo al colectivo otra vez porque el lunes tengo que trabajar", contó el taekwondista salteño. Es decir, mientras el resto de los trabajadores descansarán en su día, él le dedicará sacrificio a su única pasión.
Alejandro tiene 30 años y no cuenta con recursos para poder desarrollar sus habilidades y sus conocimientos sobre el tema. Sin embargo, contó con la ayuda de gente amiga para poder participar en tierras chaqueñas. Caminos agradeció especialmente la colaboración que recibió de algunas despensas: "Son clientes míos, como no puedo pagarme todo el viaje, entre dos o tres negocios me van a ayudar, si no no podría hacerlo". Sucede que Alejandro dedica gran parte de su día a su trabajo de preventista (de una firma de lácteos).
Pese a las condiciones con las que llegará a competir, el taekwondista se fijó una meta para cumplir en Resistencia. "La idea es sumar puntos para poder competir a nivel mundial en algún momento, ese es mi sueño, es muy difícil pero tengo que ir a intentarlo", se ilusionó Alejandro, quien le dedicó la mitad de su vida a esta disciplina. Es que también enseña lo que practica desde los 15 años, en La Isla y Las Tunas.

¿Qué te pareció esta noticia?

Aparecen

Sección Editorial



Comentá esta noticia