Alejandro Patronelli, tercero en la tabla general del Rally Dakar 2016 culminada la segunda etapa de la competencia, admitió hoy que se sientió "muy perdido" en la conducción luego de cuatro años lejos del cuatriciclo., tercero en la tabla general del Rally Dakar 2016 culminada la segunda etapa de la competencia, admitió hoy que se sientió "muy perdido" en la conducción luego de cuatro años lejos del cuatriciclo.
"Fue una etapa rápida por momentos, después muy sinuosa. Todos caminos montañosos. En algunos momentos un poco de barro y se complicó por algunos lugares. Lo bueno es simplemente que llegamos, que estamos acá, que Marcos (su hermano) pudo llegar también con la rotura del escape. Ahora a solucionarlo y a seguir para adelante. Vamos a ver qué pasa mañana, pero hoy estamos acá", explicó sobre la etapa que unió Villa Carlos Paz y Termas de Río Hondo.
En declaraciones a la prensa, el oriundo de Las Flores consideró que el recorrido de este lunes fue "para lastimarse", por lo que había que manejar con tranquilidad. "La etapa de hoy fue pectacular, para lastimarse. Hubo golpeados. Una lástima, había que hacerla tranquila a esta etapa. Esto recién empieza y faltan 8500 kilómetros todavía", sostuvo. Además, confesó que está "muy perdido" en cuanto a la competencia, porque retornó al Dakar después de "cuatro años" que no se subía al cuatriciclo Yamaha.
"Por ahí aún no estoy competitivo. El ritmo está, así que tranquilo, pero si van más ligero, yo intento llegar y hacer una buena carrera. En el 2012 hice mi última etapa en Perú y perdí muchísimo tacto con el quad y recién lo fui agarrando en los últimos kilómetros. Quizás haya perdido algo de tiempo, pero salí muy tranquilo a probar el quad, que está todo nuevo. Lo vengo cuidando mucho e intento que no pase nada, porque sería una lástima dañar el quad recién empezando", finalizó.

¿Qué te pareció esta noticia?

Aparecen

Sección Editorial



Comentá esta noticia