"Vamos a jugar a la pelota", dijeron. Se calzaron los botines y se fueron. Pero ¿realmente están en condiciones de hacerlo? Son pocas las personas que comienzan a practicar un deporte con responsabilidad; la ansiedad por compartir buenos momentos con amigos o de ponerse en forma motiva a arrancar así nomás. Los profesionales recomiendan realizarse ciertos estudios que determinarán si realmente la persona está en condiciones o no de comenzar con determinada actividad.
Hace una semana contábamos cómo actuar ante una muerte súbita, con técnicas de reanimación cardiopulmonar y uso del desfibrilador, en el marco de la campaña #AlentandoooASalvarVidas, y hoy nos dedicamos a cómo prevenir accidentes y hasta muertes en el deporte.
“Es importante ir de a poco con cualquier actividad: primero caminar, trotar y por último correr”, Mario Palacios “Es importante ir de a poco con cualquier actividad: primero caminar, trotar y por último correr”, Mario Palacios
"Dependiendo de la edad y de la preparación previa que tenga cada persona, si juega regularmente o abandonó la actividad hace algún tiempo, se deberá realizar más o menos estudios. Lo recomendable sería una consulta médica que incluya un análisis clínico general, un laboratorio básico, una radiografía de torax y un electrocardiograma", explicó el Doctor Mario Palacios, Director de Emergencias del SAMEC. También se recomienda la realización de una ergometría, que es una prueba de esfuerzo que diagnostica, entre otras cosas, si la persona está apta para realizar actividades físicas o no.
Ahora bien ¿cuántos deportistas toman conciencia de esto?, ¿cuántos clubes exigen estos exámenes? Muy pocos. Pero estos estudios ayudarán a determinar si realmente una persona puede comenzar las actividades físicas y también a prevenir algún tipo de accidentes o algunos problemas mayores.
En la mayoría de los clubes la exigencia es cumplir con un certificado médico. Es preferible prevenir antes que lamentar; por eso desde www.alentandooo.com.ar y El Tribuno invitamos a tomar conciencia y llevar este mensaje a todos los que estén por comenzar con alguna actividad física. Tomar se un día o dos para realizarse estos estudios puede prevenir malos ratos.
"Se supone que hay una toma de conciencia de toda la comunidad. A veces los pacientes piden certificado y si uno les solicita los exámenes que comentamos anteriormente dicen 'Uh, ¿todo eso?', y se van a otro médico. Pero uno no les pide para molestarlos sino por seguridad y garantía", aseguró Palacios.


¿Qué te pareció esta noticia?

Aparecen

Sección Editorial



Comentá esta noticia