Causó mayor preocupación en Juventud Antoniana el tema de las barras que pusieron en vilo la tranquila en Formosa, porque hasta esa provincia se dirigieron el grupo denominado Los Leales y la fracción de la Número Uno para dirimir sus diferencias.
El saldo de los incidentes que generaron por la interna entre los grupos dejó como saldo un herido grave, que se debatía entre la vida y la muerte.
Esta situación provocó que ahora los dirigentes antonianos busquen una salida al conflicto planteado. "Dicen querer a Juventud y que por eso lo acompañan adonde va. Pero si van a pelear en otros lados donde juega el equipo, no me explicó cuál es la forma de alentar", señaló un directivo que prefirió mantener en reserva su nombre.
A raíz del cariz que tomo esta interna, desde la directiva se analiza aplicar las medidas que correspondan para parar con las agresiones y que se presenta cada vez que el equipo santo juega de local y también de visitante. El partido para definir el campeón del Anual entre Mitre y Juventud, en este contexto, generó el estado de alerta de los dirigentes y las autoridades policiales.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial



Comentá esta noticia