Sus comienzos fueron muy humildes; pero llegó a ser el gran goleador salteño. "Vivía en una casita de chapas y plástico; no me acostumbré a Buenos Aires, donde jugaba en All Boys, y me volví a las inferiores de Juventud", recordó así sus comienzos Cristian Alfaro; el eterno, el máximo artillero salteño (Alentandooo sorteará su camiseta), quien luego de ganar la terna como mejor jugador salteño habló sobre el gran año tuvo, sus expectativas y su futuro.
Su debilidad es su familia y por ellos -con quienes visitó El Tribuno- quiere seguir jugando en Salta. La idea es que luego de jugar los play-offs con Mitre pueda sumarse a uno de los grandes. Por ahora, Gimnasia y Tiro estaría ganando la pulseada; como hincha, el corazón le tira. Aún nada está dicho; en Mitre está cómodo y el albo debería pagar la rescisión.

¿Qué resumen hacés de este año?
Fue el mejor año de mi carrera. Meter 46 goles en un año es un gran logro y es muy difícil, no lo había logrado ni siquiera cuando salí campeón.

¿Te irías a Gimnasia y Tiro?
Por ahora no hay nada concreto, nada firme... Sí me hablaron y me expresaron el interés, pero nada más. En Mitre estoy cómodo, una vez que haya cartas en la mesa se verá.

¿Volverías a Juventud?
A ningún club le cierro las puertas, ni siquiera a Juventud. Soy un profesional y ante cualquier propuesta firme la analizaría. Estos son los momentos difíciles, se genera cierta incertidumbre porque por más que tenga un club hay mucho ruido e interés; la gente misma me dice vos vas a venir a Juventud, o vas a venir a Gimnasia. Lo que sí puedo decir es que las canchas de Gimnasia y Tiro y de Juventud son las que más me seducen, son en las que más cómodo me siento. Ni siquiera en el Martearena, que es un flor de cancha, siento lo mismo.

¿Qué sentiste al ser elegido el mejor futbolista del año?
Nunca lo había ganado. Para mí es un honor que me hayan elegido entre dos jugadores que están en clubes importantes como ser Gimnasia de La Plata y Talleres de Córdoba.

¿Te imaginaste ser el goleador salteño?
Siempre peleé por esto. Traté de aprender de todos: del Tanque González, del Tigre Amaya, de Rueda, del Gringo Viano. Observaba como se movían, los amagues, el oportunismo, como tomaban la marca, si la dejaban picar o no, todo.

¿Cómo viste al fútbol salteño este año?
Siempre se espera que los grandes tengan protagonismo y no lo tuvieron; eso hizo que trascienda la campaña de Mitre. Los clubes no estuvieron a la altura de los campeonatos que participaron, era la oportunidad para ascender.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial



Comentá esta noticia