Las oficinas del estadio de Boca Juniors fueron allanadas ayer por orden del juez Manuel de Campos por la investigación de una supuesta asociación ilícita entre dirigentes del club y la barra brava.
Según dijeron fuentes judiciales, De Campos, titular del Juzgado Nacional de Primera Instancia en lo Criminal de Instrucción 5, solicitó "el back up del registro de socios desde el partido que jugó frente a River el torneo pasado (en marzo) hasta la actualidad".
El allanamiento comenzó a las 10.30, encabezado por un oficial de Justicia acompañado por efectivos de la Policía Federal y se extendió durante casi dos horas, en las que recorrieron distintas oficinas y se llevaron un registro actualizado de socios, otro con los carnés habilitados y la memoria de los molinetes de ingreso a las tribunas.

El viernes pasado, horas antes de los festejos por el Día del Hincha de Boca, que se desarrollaron en la Bombonera y por la misma causa, efectivos de la Policía Federal allanaron departamentos ubicados cerca del estadio, que serían propiedad de integrantes de la barra brava, y secuestraron dos armas de fuego, municiones y facas.
Boca emitió un comunicado en el que señaló que "en el marco de la causa caratulada 'Petrinelli, Ernesto', recibió una orden del Juzgado de Instrucción 5, secretaría 116 para que la División Apoyo Tecnológico de la Policía Federal Argentina obtenga información en el departamento de Sistemas del club".
El club agregó que "con la absoluta colaboración de Boca como en cada uno de los pedidos judiciales, el club facilitó las bases de datos de socios y de los archivos de ingreso al estadio".
Cabe recordar que históricamente la barra de Boca, denominada "La Nº 12", es una de las hinchadas más violentas del mundo.
Recientemente, los dos exjefes de la barra, Mauro Martín y Maximiliano Mazzaro, fueron excarcelados tras el dictamen de absolución en el juicio por el homicidio de Ernesto Cirino, un vecino del cuñado de Martín. Daniel Wehbe, otro barra, sigue prófugo.

¿Qué te pareció esta noticia?

Aparecen

Sección Editorial



Comentá esta noticia