El campeón no se duerme en los laureles, todo lo contrario. Pocas horas después de haber ganado el deportista del año de oro, Juan Carlos Alonso se fue a trabajar como todas las mañanas en la empresa de distribuciones que maneja.
Cordobés de nacimiento y salteño por adopción, el piloto tuvo un año magnífico logrando un subcampeonato mundial en el rally WRC2 y recibió a Alentandooo en su oficina para charlar de lo que pasó en este 2014 con el acelerador a fondo.
"La verdad es que no esperaba ganar el oro en la premiación del deportista del año y estoy muy agradecido por eso, especialmente porque lo hago todo a pulmón y con el único apoyo de las empresas privadas que confiaron en mí".
"Me sorprendió porque mi objetivo era ser campeón y al lograr el subcampeonato no lo festejé mucho aunque lo considero un premio importante", agregó.
Con respecto al escaso apoyo por parte de las autoridades del gobierno provincial, Alonso no tuvo inconvenientes en aclarar que "no tuve apoyo alguno de ellos y siempre representé Salta de la mejor manera que pude. Estaría bueno que ahora se decidan a apoyarme".
Luego habló de los tres importantes triunfos que obtuvo en Argentina, Italia y Finlandia y el doble segundo puesto en Polonia y Portugal, más el abandono en España que no le permitió llegar a la cima del podio.



¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial



Comentá esta noticia