El piloto cordobés radicado en Salta, Juan Carlos Alonso, junto a Matías Mercadal debieron abandonar en la PE2 por la rotura del turbo de su Ford Fiesta MR, la categoría Copa Turismo de la Nación, del Rally de Entre Ríos, penúltima prueba del Campeonato 2016 que se desarrolló por caminos de la provincia mesopotámica.
El abandono se produjo en la segunda prueba especial de ayer que visitaba la ciudad de Villa Mantero, luego que obtuvieran el mejor tiempo en su clase en la PE1 quedando a tan solo 2,60 segundos del registro de Federico Villagra, quien encabezaba la general del Rally.
"Estamos masticando bronca, ya que habíamos arrancado con todo en condiciones para ser protagonistas en esta carrera", señaló Alonso tras su abandono.
Hoy se reenganchan y saldrán a buscar los puntos que entrega la etapa y extender la definición al rally de Carlos Paz en diciembre.
En la clase reservada para los Maxi Rally Turbo 1.6 que serán el futuro del Rally Argentino, el tucumano Gerónimo Padilla domina con su Peugeot 208 que le entrega el equipo Baratec. Segundo se ubica el local Favio Grinovero, quien está debutando con un Agile del TRT.
Otro de los pilotos que no pudo culminar la jornada fue el fueguino Luciano Preto.

¿Qué te pareció esta noticia?

Aparecen

Sección Editorial



Comentá esta noticia