El piloto español Fernando Alonso, campeón mundial en 2005 y 2006, superó hoy un primer examen médico en Shanghai, tras el brutal accidente que sufrió el pasado 20 de marzo en Australia, y competiría de nuevo este fin de semana en el Gran Premio de Fórmula 1 de China.
Alonso, de 34 años, deberá someterse mañana a un nuevo chequeo después de los primeros entrenamientos libres.
El piloto de McLaren deberá esperar los resultados de esos análisis y luego el visto bueno de los médicos de la Federación Internacional de Automovilismo (FIA).
Justamente la FIA hace dos semanas le prohibió correr en Bahréin por motivos de salud, ya que el piloto tenía varias costillas rotas.

¿Qué te pareció esta noticia?

Aparecen

Sección Editorial



Comentá esta noticia