El bosquejo austero y sin “locuras” de Ricardo Aniceto Roldán comienza a tomar forma con el arribo de Gabriel Romero, el joven lateral por derecha salteño proveniente de All Boys, quien se sumó el miércoles a los entrenamientos de Juventud Antoniana tras el regreso del plantel de la parte intensa de la pretemporada en la localidad de La Caldera.
Romero se puso a las órdenes del entrenador y llegó para compensar la carencia del equipo en formación en mencionado sector de la cancha, luego de las partidas de Omar Bellone y de Jesús Calderón.
Como contrapartida, quien dejó el club de Lerma y San Luis para sumarse a las huestes de Altos Hornos Zapla es el atacante Joaquín Quinteros, quien no formaba parte de los planes inmediatos en el nuevo proceso del antoniano.
Tras finalizar el tramo duro de la pretemporada en La Caldera, Juventud se pondrá en acción el viernes -a las 18- con el primer amistoso precompetitivo de cara al debut del 29 del corriente por la Copa Argentina y por el Federal A que arrancará en febrero. Se medirá en la ocasión con Mitre de Santiago del Estero en el predio Los Arcos, de Jujuy.
El flamante refuerzo, Romero, tras el regreso del grupo a nuestra capital, integró el equipo de los hipotéticos titulares, en el que Roldán alineó además en el ensayo a: Leonardo Romero en el arco; Rodrigo Herrera, Juan Pablo Cárdenas y Raúl Gorostegui en defensa; José Cáceres, Julio Montero y Luis Guevara como volantes; Ricardo Gómez como enlace; más Marcos Navarro y Gustavo Balvorín en el ataque.

¿Qué te pareció esta noticia?

Aparecen

Sección Editorial



Comentá esta noticia