Juan Martín Amieva llegó a principios de año para fortalecer la anemia ofensiva de Gimnasia y Tiro y, por ahora, es el delantero que mejor se adaptó a las necesidades del albo entre los tres que arribaron como refuerzos, marcando 6 goles en lo que va de la temporada.
En la previa de un encuentro trascendental para Gimnasia, el que puede dejarlo clasificado al primer play-off de cara al ascenso una fecha antes ante San Lorenzo de Alem, en el Gigante del Norte, el Toro bajó los decibeles, apuntó a la necesidad grupal de no confiarse, pero a su vez invitó al hincha a acompañar masivamente esta noche. “Nos sentimos más alivianados, pero no estamos confiados ni mucho menos, con fe, pero no relajados. Sabemos que tenemos que hacer un partido para ganar, debemos entender que todavía no conseguimos ningún objetivo. Una victoria o una buena racha cuando solo había irregularidad predispone mejor para el trabajo, cuando se gana se entrena y se encara todo de otra manera. En Jujuy hicimos valer el punto que sacamos contra Juventud cuando en realidad después de aquel clásico sentimos que perdimos dos”, expresó el atacante puntano, para luego ampliar su concepto: “Contra Zapla también tuvimos suerte, pegaron tres tiros en los palos y metimos las que antes se nos negaban. En frente tendremos un rival que no está entregado, que vendrá a Salta a jugarse la última chance de clasificación, que después de la fecha libre ganó tres partidos seguidos”.
En relación con la hipotética clasificación y la instancia de eliminación directa que se vendría, Amieva advirtió: “N podemos pensar en eso, para nosotros los play-offs están lejos y estamos mentalizados de que antes tenemos dos partidos más. La mayor virtud que tenemos es la fortaleza del grupo, nos hablamos de frente para corregir los errores. A la gente les pedimos que siga apoyando, que tenemos la misma ilusión que ellos”, concluyó.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial



Comentá esta noticia