Daniel Angelici, presidente de Boca Juniors, confirmó hoy que están esperando que el delantero Daniel Osvaldo se desvincule del Porto, de Portugal, para sentarse a pulir los detalles del contrato y arreglar su regreso como jugador xeneize, en tanto que reconoció que están muy avanzadas las negociaciones para la venta de Jonathan Calleri al Inter italiano.
En la presentación de los defensores Leonardo Jara y Jonathan Silva como refuerzos del equipo que conduce Rodolfo Arruabarrena, Angelici tomó el protagonismo.
"Le dije que hasta que no terminara su situación con Porto no nos sentaríamos a hablar. Tengo entendido, por lo que escuché, que el jugador ya tendría todo resuelto", explicó el mandamás boquense en conferencia de prensa.
A lo que agregó: "Ojalá se dé en las próximas horas para empezar a hablar con él. Será cuestión de 24 o 48 horas para resolverlo".
Según un miembro de la Comisión Directiva, lo que traba la negociación entre Porto y el ex goleador de Huracán es que los portugueses le adeudan cuatro meses de sueldo al jugador, dinero que él no esta dispuesto a resignar, y Boca ya le anticipó que no se va a hacer cargo de la deuda, por esa razón, habrá que ver como se resuelve la situación.
Osvaldo, quien declaró tener "una cuenta pendiente con Boca", se transformó en la vedette del mercado de pases, pero los dirigentes del club de La Ribera le marcarán pautas de conducta para que esta segunda etapa no sea tan conflictiva y mediática como la primera.
De firmarse el vínculo por 18 meses, allegados a Angelici confirmaron que le exigirá al delantero que tenga un perfil más bajo, que no se involucre en escándalos, entre otros puntos, aunque las mismas no figurarán en el contrato.

¿Qué te pareció esta noticia?

Aparecen

Sección Editorial



Comentá esta noticia