El presidente de Boca, Daniel Angelici, advirtió hoy que fue amenazado por barrabravas y le pidió al Estado que actúe para erradicar a los violentos de todos los clubes, al considerar que tiene las herramientas para hacerlo.
Al ser consultado sobre la interna en la barra brava xeneize, Angelici dirigió el peso de la responsabilidad hacia el Estado al remarcar que "ningún presidente por si solo tiene la espalda" para terminar con los violentos.
"El Estado sabe quién tiene antecedentes. Tienen las herramientas para saber y prevenir. Uno no puede poner el derecho de admisión así porque si, porque después (los barras) te ponen una cautelar o denuncian por discriminación", señaló Angelici en rueda de prensa, después de la presentación de Daniel Osvaldo como flamante refuerzo.
El titular del club de la ribera remarcó que "todos los presidentes nos estamos cansando de este tema. Tarde o temprano somos los presidentes los perjudicados porque estamos solos. Yo recibo amenazas, he cambiado las líneas de teléfono de mi casa, amenazaron a mis hijos".
Y agregó: "Uno quiere al club, trabaja por pasión, pero tampoco estoy para poner en riesgo a todo lo que tengo".
Desde que Mauro Martín y Rafael Di Zeo, antes enfrentados, llegaron a un acuerdo y lideran la barra, se produjeron distintos enfrentamientos con otras facciones y el último fue el domingo luego del triunfo de Boca ante Olimpo.
La cúpula de la barra no ingresó a la Bombonera porque la Policía Federal impidió el ingreso a algunos de sus miembros, pero una vez que terminó el encuentro, un grupo se dirigió a la Popular Sur y atacó a integrantes del grupo que responde al ex jefe Fido Debaux.

¿Qué te pareció esta noticia?

Aparecen

Sección Editorial



Comentá esta noticia