Boca-River, River-Boca por la semifinal de la Copa Libertadores. El superclásico argentino podría reeditarse en la semifinal de la Copa Sudamericana y es lo que más quieren los xeneizes.
El presidente de Boca, Daniel Angelici, reconoció que siempre es lindo jugar un superclásico, aunque remarcó que al equipo le queda un partido difícil en Paraguay, con Cerro Porteño por la revancha de los cuartos de final.
"Queremos mantener el resultado, pasar a la semifinal y cruzarnos con River. Siempre es lindo jugar un superclásico, se ve pocas veces y es reconocido mundialmente, pero nos quedan 90 minutos difíciles en Paraguay", dijo.
Angelici resaltó la importancia de seguir en la competencia continental, ya que es el único torneo en el que mantienen expectativas, tras quedar lejos de la pelea en el torneo local, con muchos puntos de diferencia con el líder River.
"Dependemos de la Sudamericana y en eso estamos concentrados", concluyó el presidente.
En Boca creen que si se cruzan con el equipo de Gallardo nuevamente podrán salvar el año. El exdefensor Juan Simón fue otros de los que expresó este deseo.
"Contra Cerro Porteño es una final; después sería lindo un partido con River, en condiciones normales. Me gustaría jugar con River", señaló. Y agregó que ganar el certamen internacional es el objetivo que el xeneize debe cumplir. "Como están dadas las cosas, ganarle a River y la Copa Sudamericana salva el año", opinó.
Con respecto al rival de toda la vida, Simón elogió su juego. "No puedo decir que River ligó, está jugando en muy buen nivel, nunca ganó sufriendo", reconoció.
Sin embargo, confesó que no suele ver al equipo de Gallardo. "No miro los partidos de River, me ponía nervioso porque quería que pierda", chicaneó.
Algunos jugadores del xeneize también se ilusionaron con enfrentar al millonario.
La semana pasada, Fernando Gago, el capitán del elenco de la ribera, advirtió que "sería un error ya pensar en River", pero luego admitió: "Siempre es lindo jugar con ellos pero no nos tenemos que adelantar porque faltan 90 minutos con Cerro Porteño".
Luego, Jonathan Calleri fue quien descubrió el deseo de todo el plantel. Cuando Boca eliminó a Capiatá, de regreso al país y en el avión entonaron todos: "Che gallina, che gallina, que amargada se te ve, cada vez nos falta menos, para volvernos a ver".

¿Qué te pareció esta noticia?



Comentá esta noticia