El presidente de Boca Juniors, Daniel Angelici, y el delantero Daniel Osvaldo acordaron hoy en una reunión la rescisión del contrato del futbolista que vencía en junio del año próximo por una sucesión de actos de indisciplina.
Tras la licencia de 72 horas que el club le brindó a Osvaldo luego del escándalo que estalló el pasado jueves en Montevideo, el presidente Angelici se reunió con el futbolista en su casa y llegaron a un acuerdo para cortar el contrato que ambos firmaron en enero de este año.
Según trascendió, Osvaldo percibirá el monto del contrato que le corresponde hasta diciembre de este año pero solo aceptará cobrar lo correspondiente hasta el último día de trabajo y el resto lo donaría para las divisiones inferiores xeneizes.
El delantero, de extensa carrera en el fútbol europeo, se mostró arrepentido por lo sucedido y le pidió disculpas al presidente, pero éste le explicó que las reglas del cuerpo técnico estaban pactadas desde el inicio.
La relación entre Boca y Osvaldo se cortó el pasado jueves cuando el delantero, que retornaba luego de una larga inactividad por lesión, protagonizó un nuevo acto de indisciplina que agotó la paciencia del entrenador Guillermo Barros Schelotto.
El Mellizo, que apenas lo utilizó en los cinco minutos que ingresó en la ida de los cuartos de final de la Copa Libertadores de América ante Nacional en Montevideo, decidió apartarlo del plantel y luego la directiva encabezada por Angelici inició las tratativas para rescindir el vínculo.
El trámite pasó a los abogados del club, que se reunirán con el representante de Osvaldo, Darío Decoud, para oficializar la salida.
La segunda etapa de Osvaldo en el club de La Ribera se cortó luego de cuatro meses en los que pudo completar 319 minutos en cinco partidos de la Supercopa Argentina, el torneo de Primera División y la Copa Libertadores.

¿Qué te pareció esta noticia?

Aparecen

Sección Editorial



Comentá esta noticia