La alemana Angelique Kerber ganó el Abierto de Estados Unidos de tenis al vencer en la final a la checa Karolina Pliskova, por 6-3, 4-6 y 6-4, en dos horas y siete minutos de juego, convirtiéndose además en la nueva número uno del mundo en lugar de la estadounidense Serena Williams, quien reinó tres años y medio.
El Abierto de Estados Unidos, que se desarrolla en las canchas de cemento de Flushing Meadows, es el cuarto y último Grand Slam del año.
La alemana completó así una magnífica temporada 2016, ya que también ganó el Abierto de Australia, fue finalista de Wimbledon y obtuvo la medalla de plata en los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro.
Kerber, de 28 años, supera ahora en el historial a la checa, de 24 años, por 4 a 3 y se tomó revancha de la derrota que sufrió hace tres semanas en la final de Cincinatti.
Pliskova, número once del ranking WTA, nunca pasó la tercera ronda de un Grand Slam hasta este US Open, en el que se dio el gusto de eliminar a las hermanas Venus y Serena Williams.
La alemana tomó así la posta de su compatriota Steffi Graf, campeona del US Open en cinco ocasiones: 1988, 1989, 1993, 1995 y 1996.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial



Comentá esta noticia