Juan Román Riquelme, ídolo eterno de Boca Juniors, cuestionó a todos los protagonistas de la entidad de la Ribera y solamente mostró su "alegría" por el retorno de Carlos Tevez.
En una extensa entrevista que brindó a la señal Fox Sports, el enganche xeneize que abandonó la actividad en diciembre pasado tiró "títulos" en cada una de las frases que desgranó.
Desde el lacónico "no me como el cuento que perdimos en el escritorio" haciendo referencia a la eliminación prematura del equipo de Rodolfo Arruabarrena a manos de River Plate en octavos de final de la Copa Libertadores al "no era necesario hacer una novela de siete meses" para terminar decidiendo el regreso de Tevez, en donde dejó mal parado a toda la directiva del club.
Riquelme, de 37 años y 388 encuentros jugados con la camiseta xeneize a lo largo de 13 temporadas salteadas, también dirigió sus dardos hacia la composición del actual plantel, señalando que los hinchas "no tienen un jugador de esos que la gente va a ver todos los domingos".
También "pegó un palo por elevación" al entrenador Arruabarrena, de quien dijo que "formaba todos los fines de semana un equipo distinto. Hace un año y medio que los hinchas nos merecemos ir a ver alguien. Ahora solamente vamos por la camiseta".
"No me como el cuento de que perdimos en el escritorio. Boca no pateó al arco durante 45 minutos", dijo el astro, en referencia al nivel exhibido por el conjunto boquense en la serie de octavos de final con River, por Copa Libertadores.
"Me dio vergüenza quedar eliminado así", reflejó el '10', resaltando que del holgado triunfo 5-0 en el verano en Mendoza "no se acuerda nadie. Prefiero perder 5-0 en un amistoso pero ganarle a River los partidos importantes", descerrajó.
También cuestionó los episodios de agresión a los jugadores de River (mediante gas pimienta desde la tribuna) que obligaron a la suspensión del partido revancha en la Bombonera. "Lo que pasó no se puede repetir y no tiene que pasar nunca más. Es preocupante no darle seguridad a los jugadores de otro equipo", dijo Román.
"El partido se tendría que haber suspendido al minuto de lo que pasó. Era obligación llevar a los jugadores de River a una clínica para su atención", advirtió.
"La gente que maneja el club tiene que asegurar la realización de un espectáculo.¿Por qué tengo que pagar la cuota y que no me brinden seguridad?", se preguntó haciendo foco en la Comisión Directiva una vez más. "Los perjudicados somos los hinchas que nos cierran la cancha y no podemos ir", se quejó.
Por eso, el crack retirado deslizó que no cree que sea posible "votar" en las próximas elecciones de diciembre. "En los últimos 20 años del club estuvieron los mismos dirigentes", remarcó.
Riquelme elogió la llegada de Tevez, aunque cuestionó el proceder de la dirigencia para contratarlo: "No era necesario hacer una novela de siete meses para traerlo de vuelta", disparó.
"Boca puede jugar mejor este semestre que lo que lo hizo durante este año. Siempre se necesitan jugadores importantes como 'Carlitos'", manifestó.
"Los dirigentes no me pueden vender cualquier boludez porque yo soy hincha y me doy cuenta de lo que pasa. Hace rato que Boca no es un club de fútbol", consideró el astro que, en contraposición, le brindó su aplauso a la manera que está trabajando River en los refuerzos.
"River está haciendo las cosas como un club de fútbol. En dos días lo trajo a (Javier) Saviola, sin hacer bombo", precisó.
Por último, Riquelme apuntó que la flamante incorporación, el defensor Fernando Tobio (procedente del Palmeiras brasileño), "jugó 20 minutos en los últimos 8 meses" y resaltó que "no es fácil" para muchos jugadores adaptarse al denominado 'Mundo Boca'.
"(Marcelo) Meli no puede pasar de Colón que descendió a Boca así porque sí; lo mismo para (Jonathan) Calleri que tiene que ser goleador y campeón, después de descender con All Boys. Todo te lleva un tiempo", advirtió.

¿Qué te pareció esta noticia?

Aparecen

Sección Editorial



Comentá esta noticia