"... Y seguimos adelante, corazón a corazón", dice parte de la letra "La ley y la trampa" del Chaqueño Palavecino, quien emociona hasta las lágrimas cuando les canta a sus fieles seguidores. Ayer, en Tucumán, Los Mayuatos ganaron de corazón a corazón.
En la previa, fue el mismísimo cantante del Chaco salteño quien llegó a la concentración del plantel para desearle suerte de cara al partido que horas más tarde tendrían en Tucumán. Pero no fue el único que siguió, en las redes, el clásico del norte, porque Juan "Chipi" Figallo sufrió y festejó desde Inglaterra, la segunda victoria de los salteños ante el conjunto naranja.
Respecto a la inesperada visita de Palavecino, Mariano Huber contó a El Tribuno: "Fue una sorpresa, estábamos en la charla viendo videos de los partidos anteriores, a ver cómo planeábamos este partido y entró".
El entrenador de Los Mayuatos agregó: "Dijo algunas palabras y nos hacía falta una visita así. Disfrutamos su presencia, no nos molestó para nada. Fue muy lindo para todos porque es un ícono de los salteños".
Por último el técnico comentó: "Es un lindo personaje, la gente lo quiere mucho y un como símbolo de Salta. Para mí, que pese a que no escucho mucho folclore, fue muy lindo para mi personalmente".
Ahora, según contaron desde adentro de la delegación, quieren que el Chaqueño también viaje a Mendoza a acompañarlos.
Desde Inglaterra, el histórico jugador salteño Juan Figallo mostró su felicidad a través de su cuenta de Twitter.
"Qué bien Los Mayuatos, que alegría. Vamos Salta carajooo", escribió el Chipi desde el Viejo Continente.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial



Comentá esta noticia