Al termino del partido, afuera del recinto de la Sociedad Unión Árabe -donde habitualmente compiten las divisiones femeninas del futsal de la capital entrerriana-, el DT del equipo que finalizó ganador, Jonás Jaime, fue agredido sin mediar palabras por quien fuera uno de los árbitros del compromiso, Hernán Caraballo, y sufrió convulsiones y debió ser hospitalizado.
'Fue algo inesperado e increíble, porque el partido no fue caliente y no pasó nada raro, más allá de algún reclamo o protesta lógica que se dan en todos los partidos', comenzó diciendo el DT durante una entrevista con El Diario. 'Terminó el partido y cuando salimos al pasillo para hacer la arenga y hablar con las chicas, se me apareció y sin mediar palabras me empezó a pegar. Yo me desmayé, empecé a convulsionar y él me quiso seguir pegando. Las chicas de mi equipo quisieron frenarlo y, me dijeron, que hasta quiso pegarle a una. Yo me desperté en el hospital, alrededor de las nueve de la noche'.
El entrenador sostuvo que "tenía una excelente relación con el árbitro. 'Por eso me sorprendió aún más lo que pasó, ya que no hubo ningún reclamo fuera de lo común en el partido', dijo.
El técnico de La Salle adelantó que este lunes consultará a un abogado para seguir con las demandas penales que realizará.

¿Qué te pareció esta noticia?



Comentá esta noticia