Los árbitros y jueces de línea que no tengan una situación regular con la Administración Federal de Impuestos Públicos (AFIP) podrían ser suspendidos por la AFA, según anticipó su presidente Luis Segura.
Luego de reunirse con el titular de la AFIP Ricardo Echegaray, Luis Segura anticipó que en Viamonte ven "con buenos ojos que los árbitros que tengan una situación irregular con la entidad recaudadora sean suspendidos". En ese sentido, se llevó una carpeta "con información para analizar" por los casos de tres árbitros -Pablo Lunati, el internacional Diego Ceballos y el juez de línea Javier Uziga- que, según AFIP, no pueden justificar sus ingresos.
El propio Segura contó que la reunión la pidió la AFA para interiorizarse más sobre la presunta irregularidad de referís debido que a Viamonte no había llegado ninguna notificación. Hace diez días, Echegaray había anticipado que "vamos a tener que volverle a pedir a la AFA que dejen afuera a árbitros que no tienen cómo justificar sus ingresos".
"Los referís son empleados nuestros y nosotros le pagamos como corresponde. El dinero que cobran por fuera de su actividad es un tema de ellos", dijo Segura en una improvisada rueda de prensa en la sede que la AFIP tiene en la calle Irigoyen 370, en pleno centro porteño. En su momento, el ente recaudador le dio de baja el CUIT al árbitro Pablo Lunati por presuntas irregularidad y le costó estar sin dirigir varios meses.
Sin embargo, pudo volver a arbitrar meses después porque los referís fueron "blanqueados" y dejaron de facturarle a AFA como si fueran proveedores. No obstante, el conflicto entre Lunati y AFIP continúa al punto que la causa se encamina a llegar a un juicio oral y público. Según Echegaray al árbitro le corresponde "una conducta fiscal irregular, defraudatoria e incompatible" y reiteró que su objetivo de gestión es "que el fútbol sea transparente".

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial



Comentá esta noticia