El clima en Boca no es el mejor ya que, tras el partido ante San Lorenzo, hubo cruces de declaraciones entre dos referentes de peso: el arquero Agustín Orion y el futbolista emblema del equipo, Carlos Tevez.
Orion, a grito pelado en el vestuario lanzó una frase que traerá cola: "Somos una máquina de perder finales. No se salva uno solo. Nos hacen un gol y no nos podemos levantar. Nos hacen 4, no reaccionamos. ¿Qué carajo nos pasa?".
Por su lado, Tevez manifestó: "Cada uno puede decir lo que quiera, hace su descarga de lo que piense y siente en ese momento. No sé de qué otra final, desde que yo estoy es la primera que pierdo".
"Tenemos que mirar más adentro y pensar que estamos fallando en cosas que hacen que se vean en los resultados. Nos falta bajar los decibeles y correr más. Se ve la relajación, San Lorenzo nos ganó sólo corriendo y Temperley igualó nuestra técnica metiendo. Hay que bajar y romperse un poco más el culo", sostuvo Tevez.
Los futbolistas de Boca se entrenaron en el predio de Casa Amarilla a puertas cerradas y previo a la práctica hubo una breve charla en el centro del campo de juego donde habló Arruabarrena mientras que el resto escuchó atentamente. Orion estuvo en la reunión con sus compañeros y luego se retiró al vestuario por un golpe en el pie que sufrió en un mano a mano en el primer tiempo del encuentro ante San Lorenzo, por el cual está en duda su presencia en el partido en el cual Boca recibirá a Atlético Tucumán el domingo.

¿Qué te pareció esta noticia?

Aparecen

Sección Editorial



Comentá esta noticia