Hicieron historia y van por más. Con goles de Borruto, Stazzone, Alamiro Vaporaki, Brandi y Cuzzolino, la Selección Argentina marcó la diferencia en el primer tiempo y luego aguantó la diferencia en los últimos 20 para meterse en la gran final de la octava Copa del Mundo, que se disputa en Colombia.
Ahogando y sin dejar pensar al mejor del mundo Ricardinho, Argentina pegó en los momentos justos con una ráfaga de tres goles en 3 minutos para marcar la diferencia y cerrar la primera parte 4-1 ya que había empatado transitoriamente Ré.
En la segunda parte con la soberbia actuación de su arquero Nicolás Sarmiento pudo aguantar el triunfo que en los últimos minutos con la desesperación de Portugal se pudo acrecentar con el gol de Cuzzolino y finalmente Tiago Brito descontó para sellar el 5-2 final.


¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial



Comentá esta noticia