La invicta Selección argentina derrotó cómodamente ayer 84 a 57 a Panamá y horas después quedó clasificada a las semifinales del torneo preolímpico FIBA Américas que se disputa en la Ciudad de México que reparte dos boletos directos a Río 2016.
Es que el conjunto nacional, al sumar una nueva victoria, sabía que quedaría al borde de la siguiente instancia y logró el pase cuando finalizó el partido que Puerto Rico le ganó República Dominicana por 98 a 92. Ese resultado permitió la clasificación matemática a la celeste y blanca.
Con respecto al encuentro ante Panamá, si bien el marcador al final fue holgado a su favor, Argentina arrancó sin orden y baja de efectividad, lo que fue aprovechado por sus rivales para ponerse arriba hasta por cuatro, cerrar con una igualada a 13 en el primer cuarto y recuperar una ligera ventaja al arranque del segundo sin que la Albiceleste encontrara su juego.
A la mitad del segundo, con cambios en el quinteto, Argentina finalmente consigue ponerse arriba hasta por siete puntos con encestes de su NBA Luis Scola (Toronto Raptors), que empezaba a entrar en ritmo, Facundo Campazzo (Murcia) y Patricio Garino, pero Panamá resistía y por momentos consiguió el empate con enceste de Michael Hicks, su máximo anotador.
Con ocho de ventaja, Argentina empezó a recuperar el orden tras el entretiempo, con buena rotación de balón y efectividad en los disparos, con lo que comenzó a distanciarse en el marcador resultado también de los errores en el cuadro canalero.
El seleccionado nacional de esta forma se mantiene invicto en el torneo sumando diez puntos y casi garantizando su pase a semifinales, mientras que Panamá, ya sin posibilidades de colarse entre los primeros cuatro, marcha con seis puntos.
Mañana concluye la segunda fase del FIBA Américas 2015 para disputar las semifinales el viernes y el sábado las finales.
El primero y segundo tendrán boleto olímpico y del tercer al quinto irán al preolímpico mundial de 2016.

Scola: "Jugamos bien"

El NBA Luis Scola, ala pivot de los Toronto Raptors y líder de Argentina, salió satisfecho ayer del juego de la Albiceleste ante Panamá, a la que vencieron 84-57 tras un "mal" juego del domingo ante Uruguay y que apenas ganaron por tres puntos.
"El domingo jugamos mal, no fui crítico, hoy (por ayer) jugamos bien y no soy crítico", dijo tras el encuentro. El argentino incluso señaló que Uruguay merecía ganar un partido en el que estuvo siempre al frente en el marcador y que la celeste y blanca consiguió llevarse al final a golpe de tiros libres. Ahora piensa en el posible el partido que le puede dar la clasificación.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial



Comentá esta noticia