El seleccionado argentino masculino de handball perdió ayer por 28-23 ante Alemania, por la cuarta fecha de la zona D del Mundial en Qatar. Pero un empate con Rusia en el cierre de la fase de grupos lo depositará en los octavos de final, un hecho histórico para el deporte nacional.
Lo que en un principio fue bronca y frustración para Los Gladiadores por la caída contra los alemanes, luego se convirtió en tranquilidad por la derrota del seleccionado ruso frente a Dinamarca por 31-28.
Es por eso que si Argentina gana o empata frente a Rusia el próximo sábado avanzará a los octavos de final del Mundial.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial



Comentá esta noticia