El seleccionado argentino masculino de vóleibol perdió contra Polonia por 3 a 0, y de esta manera dejó su invicto, en un partido por la tercera fecha del Grupo B de los Juegos Olímpicos.
El conjunto dirigido por Julio Velasco, que venía de lograr un triunfo histórico ante Rusia, último campeón olímpico, por 3 a 1, esta vez no pudo dar el batacazo y cayó ante Polonia -campeón del Mundial 2014 en su casa- con parciales de 25-21, 25-19 y 37-35 en una hora y 25 minutos de juego.
El equipo albiceleste jugará el próximo encuentro el sábado, ante Cuba, a partir de las 11.30, y cerrará la fase clasificatoria el lunes ante Egipto. Los cuatro primeros del grupo de seis avanzarán a cuartos de final. Los cuatro primeros del grupo de seis avanzarán a cuartos de final.
Argentina se vio superado en los dos primeros sets ante un seleccionado polaco que lastimó con el saque, fue muy efectivo en ataque y también dominó en bloqueo. Bartosz Kurek (12 puntos) y Karol Klos (14) cargaron con la ofensiva de los campeones mundiales en un estadio Maracanazinho con unos 2.000 hinchas argentinos que alentaron durante todo el encuentro, pese al inicio desfavorable.
Contra Polonia, Facundo Conte y el ingresado José Luis González fueron los máximos anotadores argentinos con 13 puntos cada uno.
Argentina formó con Luciano De Cecco, Bruno Lima; Sebastián Solé, Pablo Crer; Facundo Conte y Cristian Poglajen. Líbero Alexis González. Después entraron Nicolás Bruno, José Luis González, Demián González y Ezequiel Palacios.
A pesar de esta derrota, lógica en los papeles, los de Velasco todavía pueden soñar en grande. Primero necesitan asegurarse la clasificación a cuartos de final, que está bien encaminada, y luego le apuntarán al batacazo en los cuartos, contra alguna de las potencias que vienen del otro lado del Grupo: Brasil, Italia, Estados Unidos o Francia.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial



Comentá esta noticia