Un vóley de alto nivel se pudo disfrutar ayer por la tarde en el estadio Delmi, donde Argentina y Bulgaria brindaron un gran espectáculo para los miles de salteños que estuvieron para alentar a la Albiceleste en el primer partido por la Liga Mundial.
En un encuentro más que parejo, los búlgaros golpearon primero en nuestra provincia al vencer al conjunto dirigido por Julio Velasco por 3 a 2, con parciales de 26-24, 22-25, 26-24, 16-25 y 18-16. Un resultado que obliga a Argentina a ganar hoy si es que quiere entrar al Final Four.
Desde el arranque del encuentro en el Delmi, se notaba en cancha que el desarrollo de este cruce iba a ser una verdadera "batalla campal". Por las capacidades de cada uno de los equipos y el ingenio de sus jugadores a la hora de terminar una jugada.
Durante el primer set, el avance del marcador se dio de forma pareja, ya que ambos casi no cometieron errores. Recién cuando se acercaban a los 25 puntos, un mal remate argentino le dejó el set servido a Bulgaria que se quedó con ese parcial por 26 a 24.

Embed


Ante esto los argentinos alzaron el guante en el segundo set y ajustaron detalles defensivos que fueron fundamentales. Además, los errores de los búlgaros en bloqueo e inclusive en la recepción le terminaron costando el set.
Los dirigidos por Julio Velasco comenzaron a llevar las riendas del encuentro y manejó a Bulgaria en la tercera parte, pero algunas imprecisiones en el cierre permitieron que la visita se recupere y vuelva a ganar por 26 a 24.
Con la soga al cuello, el conjunto albiceleste se puso firme y mostró categoría en el cuarto set al imponerse por 25 a 16. Las palabras de Velasco en el descanso calaron hondo en el equipo argentino, al que no se le escaparon muchos puntos y cerró la cuenta con 9 tantos de ventaja. No obstante, aún restaba la definición.
En el último set, la batalla se volvió psicológica con una Bulgaria que ya había logrado recuperarse en un parcial anterior, ahora lo había hecho de nuevo quedando 14 a 12 arriba.
A pesar de esto, los jugadores argentinos lograron alcanzarlos y extender el juego, aunque no fue por mucho, ya que los búlgaros se impusieron por 18 a 16.
La derrota dejó a Argentina un tanto complicada pensando en su clasificación al Final Four de la Liga Mundial, ya que no solo está obligado a ganarle a Bulgaria en la revancha de hoy por 3 a 0, sino que además tiene que esperar que Canadá no derrote a Cuba o al menos que sume de a dos.

¿Qué te pareció esta noticia?

Aparecen

Sección Editorial



Comentá esta noticia