Embed
Más corazón que juego. Más garra que asocianes colectivas. Argentina pudo revertir un resultado adverso ante un rival que lo estaba superando, más por amor propio y peso específico que otra cosa. El 2 a 2 con Venezuela terminó siendo un consuelo en el estadio Metropolitano de Mérida, por la octava fecha de las eliminatorias rumbo a Rusia 2018. Pero también un castigo: la Selección cedió el liderazgo.
Embed
Juan Pablo Añor, a los 34 minutos del primer tiempo, abrió el marcador para el local con un muy buen remate que se clavó en el ángulo derecho del arquero Sergio Romero. A los 7 minutos del complemento, Josef Martínez amplió la cuenta después de una gran jugada de Salomón Rondón; mientras que el equipo del Patón Bauza llegó a la igualdad con tantos de Lucas Pratto y Nicolás Otamendi, a los 12 y 37 de esa etapa
Embed
El equipo de Edgardo Bauza no jugó un buen partido y por momentos fue superado en el aspecto futbolístico por el adversario, aunque tuvo amor propio para ir en busca de la igualdad. Con este resultado, Argentina dejó la cima de la tabla de posiciones de las Eliminatorias, pero todavía se encuentra en una buena posición para acceder al Mundial.
Embed
Embed

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial



Comentá esta noticia