Por momentos pareció un partido de veteranos. La falta de juego colectivo y una escalada de imprecisiones volvió a demostrar a una Selección argentina sin alma. Por suerte, al frente hubo un equipo similar.
Pero lo cierto es que sin haber sufrido casi nunca pero a la vez sin haber estado con chances reales de ganar, Argentina igualó sin goles frente a Paraguay en el estadio Defensores del Chaco, por la segunda fecha de las eliminatorias para Rusia 2018.
Después del golpe que le dio Ecuador en el Monumental, el equipo dirigido por Gerardo Martino lució más sólido en defensa, aunque no tuvo juego asociado y las chances que tuvo para quedarse con la victoria fueron producto de arrestos individuales.
Argentina tuvo las ocasiones más claras en la primera etapa, cuando pudo haber marcado a través de Ezequiel Lavezzi, en dos oportunidades, Carlos Tevez y Ángel Di María.
El equipo del Tata Martino, disminuido por las ausencias de Lionel Messi y Sergio "Kun" Agüero, entre otras, acabó la primera doble jornada fuera de la zona clasificatoria para la Copa del Mundo y el mes próximo enfrentará a Brasil como local y Colombia de visitante.
Para el equipo del riojano Ramón Díaz, el primer balance tuvo un saldo más positivo por la victoria ante Venezuela en Puerto La Cruz (1-0), el pasado jueves en la jornada inaugural.
Aún con desajustes tácticos llamativos, Argentina hizo un primer tiempo "aceptable", con cinco situaciones de riesgo y una ligera superioridad sobre Paraguay, que priorizó el orden en sus líneas y mostró timidez al momento de atacar.
El módulo táctico 4-2-3-1 pensado por Martino no tuvo correlato sobre el campo de juego del Defensores del Chaco, pues el equipo jugó sin centrodelantero definido y tanto Ángel Di María como Ezequiel Lavezzi fueron casi extremos por las bandas.
Carlos Tevez, el 9 elegido por el Tata, mostró una permanente tendencia a retrasarse para tomar contacto con la pelota y también se inclinó a menudo hacia los costados para buscar los espacios en busca de una diagonal o una asistencia.
De hecho, el Apache fue un lúcido asistidor del equipo frente a un muy flojo partido de Javier Pastore, sin peso futbolístico para honrar la camiseta número 10 que utilizó en Asunción. En sus pies nacieron tres habilitaciones para Lavezzi que fueron conjuradas por el arquero Antony Silva a los 12, 40 y 45 minutos.
En su única aparición como punta, "Carlitos" cabeceó alto de frente al arquero después de un centro medido de Di María, que le robó una pelota dividida al marcador lateral izquierdo Miguel Samudio.
Defensivamente, al equipo argentino le costó el retroceso porque tanto Fideo como Lavezzi dejaron expuestos al doble cinco compuesto por Matías Kranevitter y Javier Mascherano, ambos de buen partido, pero con problemas para cubrir todo el ancho de la cancha.
En síntesis, la Argentina continúa sin convencer.
Cabe destacar que al cierre de nuestra edición jugaban Perú y Chile, en Lima, en medio de una lluvia de goles.

La síntesis

Paraguay 0: Antony Silva; Bruno Valdez, Pablo Aguilar, Paulo Da Silva y Miguel Samudio; Derlis González, Néstor Ortigoza, Víctor Cáceres y Richard Ortiz; Darío Lezcano y Lucas Barrios. DT: Ramón Díaz.
Argentina 0: Sergio Romero; Pablo Zabaleta, Nicolás Otamendi, Ramiro Funes Mori y Emmanuel Mas; Javier Mascherano y Matías Kranevitter; Javier Pastore; Ezequiel Lavezzi, Carlos Tevez y Angel Di María. DT: Gerardo Martino.

Cambio en el primer tiempo: 37m. Edgardo Aranda por Ortigoza (P). En el segundo tiempo: 22m. Erik Lamela por Pastore (A) y Federico Santander por Barrios (P); 29m. Paulo Dybala por Tevez (A); 32m. Óscar Romero por González (P) y 39m. Nicolás Gaitán por Lavezzi (A).
Amonestados: Santander y Valdez (P). Zabaleta y Funes Mori (A).
Árbitro: Andrés Cunha (Uruguay).
Estadio: Defensores del Chaco.



¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial



Comentá esta noticia