"Argentinos hizo escuela. Los adversarios intentaban burlarse de su 'fulbito'; pero ese 'fulbito' les desarmaba la mofa con calidad y goles", escribió el colega Luis Andolfi cuando el club cumplió sus primeros cien años de vida.
Sabias palabras las de Luchín, quien también supo ser jugador de Argentinos del Norte, el club que hoy está cumpliendo 104 años y se mantiene inalterable en su esencia, más allá de los avatares y circunstancias que modificaron el rumbo de su vida institucional.
Fundado el caluroso 27 de febrero de 1911, Argentinos comenzó su actividad futbolística en los torneos de fomento, hasta que diez años después, cuando se fundó la Liga Salteña de Fútbol, comenzó a escribir su propio historial. Rápidamente fueron denominado "los militares" porque un par de dirigentes, que fueron oficiales o suboficiales, gestionaron e incorporaron varios jugadores entre las décadas del 30 y 40. Y todos eran peladitos, soldaditos que habían llegado de otras provincias.
Ya en la década del 50, Argentinos del Norte comenzó a mostrar los frutos de su semillero con jugadores como Marioca Chasampi, el petiso Andrade, Andía, el negro Otto Díaz, el Goyo Álvarez, Martín Cardona y Zaiquita, quienes fueron los primeros protagonistas del mentado "fulbito" militar. En los 60 llegó lo mejor con la aparición de grandes jugadores como el arquero Chocola Escalante, los San Martín Rivero, los Pescador, los Monserrat, los Kalusa, los Lobo y en especial la familia Resina. Esos equipos tenían como guía al entrañable Ñato Resina y allí también jugaba Pijilla. Claro, hablar de Argentinos es hablar de los Resina. En aquel equipo que salió campeón del fútbol salteño en 1964, estaban Nicolás, Santiago, Carlos y Adolfo Resina. Y se dieron el lujo de integrar ese cuadro militar que participó del Argentino de clubes que organizó Boca Juniors en 1965 en representación de la Liga Salteña. "Cuando nos tocó viajar a Buenos Aires hicimos escala en Tucumán; mientras aterrizábamos, Goyito Álvarez miró por la ventanilla y dijo 'no había sido tan grande Buenos Aires'", recordó Adolfo.
En ese equipo fue apareciendo una gran figura del fútbol local, como el recordado Pancacho Lescano, no solo figura en Argentinos sino por varios años en Juventud.
Y tras cartón, llegó la generación de los 70 con una figura deslumbrante como el Polo Robles, seguido del Chino Lezcano, Felipe Marinaro, el arquero Jorge, el lateral Ángel Resina y el volante Rodríguez.
Esa estirpe futbolística de Argentinos se mantuvo intacta hasta fines de los 90, cuando no solo ganó el torneo Anual de 1999, sino que comenzó a incursionar en los torneos del Interior y en los torneos Argentino B.
Pero no fue todo color de rosas porque después de aquella fatalidad con la sede que tenía en calle Mitre, Argentinos tuvo que modificar su rumbo y hoy juega el Federal B, pero asociado al gremio de los Camioneros. Pero esa ya es otra historia.

  • Con la cancha propia
Con respecto al nuevo aniversario, el presidente Adolfo Resina avisó que el 7 de marzo se hará una misa y una cena. Y contó que el 28 de marzo se inaugurará la cancha en la zona norte, “gracias al aporte de la Liga, de Jorge Guaymás, de los directivos y de los socios”. Después de 104 años, tendrá su propia cancha.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial



Comentá esta noticia