En Australia se pondrá en marcha este domingo las esperada temporada 2016 de la Fórmula 1. Tras dos años claramente dominado por Mercedes que dejó el bicampeonato de Lewis Hamilton este año la lucha entre las fechas de plata y la escudería Ferrari apunta a ser mucho más pareja y emotiva. No habrá que esperar mucho, ya que el Gran Premio de Australia se disputará desde las 2 del domingo con transmisión de Fox Sports.
El duelo en la cima entre Mercedes y Ferrari puede incrementar el interés y las audiencias de la Fórmula 1 en 2016, tras dos años de absoluto dominio de la escudería alemana y unos ensayos de pretemporada en Barcelona que dejaron pocas opciones a los otros 9 equipos.
La armada alemana y la escudería italiana dominaron los entrenamientos previos al debut. Detrás del escenario, se han opuesto a cualquier tentativa de modificar en profundidad, en 2017, un reglamento técnico que les es favorable desde 2014 y la llegada de los nuevos motores V6 Turbo Híbridos. Sobre la pista, parece que sus dos nuevos monoplazas, el W07 Híbrido y la SF16-H, confirman las expectativas.
El año pasado, a pesar del dominio de Mercedes, se empezó a vislumbrar el renacer de Ferrari. Aunque el balance favoreció claramente a las fechas de plata: 16-3 en victorias, 18-1 en pole positions y 32-16 en el total de podios.
La escudería de Maranello se asentó como la segunda del paddock y en ocasiones amenazó el dominio de Mercedes. Pero los éxitos en Fórmula 1 no se consiguen en tres días, necesitan de al menos tres años, y en Ferrari hace mucho que lo saben.
Los técnicos más optimistas, después de haber analizado los datos de las pruebas de Barcelona, esperan que Ferrari reduzca a la mitad su diferencia en el cronómetro con Mercedes: de 6-5 décimas a 3-2 décimas por vuelta, en algunos circuitos, gracias sobre todo a un nuevo motor más potente y a un chasis que Sebastian Vettel, su piloto alemán, tiene en alta consideración.

Será una larga temporada

El Mundial de Fórmula 1 que arranca este fin de semana en Australia, será el más largo hasta la fecha, ya que acabará en noviembre en Abu Dhabi tras veintiún pruebas que incluyen los Grandes Premios de España y México, el retorno del de Alemania y el estreno del de Bakú, la capital de Azerbaiyán, sede del Gran Premio de Europa. El nuevo calendario incrementa el número máximo de carreras, sobrepasa el registro de 2012, cuando se disputaron 20.

Nuevo sistema de clasificación

El nuevo sistema establece la sucesiva eliminación de los coches más lentos durante las tres rondas (Q1, Q2 y Q3) hasta que los dos mejores se jueguen la pole en un mano a mano.
Según el nuevo formato, que tiene el propósito de ofrecer más espectáculo a los aficionados, la Q1 durará 16 minutos. A partir del séptimo minuto quedará eliminado el coche más lento, y cada minuto y medio se irán descartando los últimos hasta seleccionar a 15 pilotos.
La Q2 será de un cuarto de hora y las eliminaciones comenzarán a partir del sexto minuto. A partir de ahí, cada 90 segundos irá cayendo el coche más lento hasta seleccionar a los ocho que intervendrán en la Q3, de 14 minutos.
En esta última, a los cinco minutos empezarán las eliminaciones cada 90 segundos hasta que queden dos pilotos, que se jugarán la pole en un mano a mano en los últimos 90 segundos de la sesión de clasificación.

¿Qué te pareció esta noticia?

Aparecen

Sección Editorial



Comentá esta noticia