La barbarie ocurrida en París el pasado 13 de noviembre de 2015, en donde quedó un registro de 130 muertos y más de 350 heridos tras un atentado Yihadista, conmocionó al mundo.
Hace muy poco, un partido de Manchester United, por la Premier League, tuvo que ser suspendido por una sospecha de bomba en el estadio. Y así sucedió con muchos espectáculos más, y Europa pasa miedo por los grupos terroristas que acechan al continente.
Según publicó en el portal Marca.com, un ciudadano francés fue detenido en Ucrania por transportar dos lanzagranadas, 125 kilos de explosivos y cinco fusiles Kalashnikov.
"Los objetivos eran, por extraño que parezca, una mezquita, una sinagoga, una institución de recaudación de impuestos, instalaciones de control sobre las autopistas y muchos otros lugares", aseguró en conferencia de prensa el jefe del SBU, Vasili Grischak. Aunque se sospecha que el presunto terrorista planeaba 15 atentados durante la Eurocopa que se disputará en Francia a partir del viernes 10 de junio.
El jefe del SBU lamentó que todavía no se haya producido una reacción de las autoridades francesas, que estaban al tanto de la operación.
"Nosotros actuamos en el marco de las convenciones internacionales que prevén la cooperación entre los servicios especiales. Puedo decir que la detención en la frontera no fue una sorpresa para nuestros colegas", manifestó Grischak. Además de lo mencionado anteriormente, se le encontró "más de 5.000 proyectiles, 100 detonadores, 20 pasamontañas y otros objetos".

¿Qué te pareció esta noticia?

Aparecen



Comentá esta noticia