“Representamos al club más importante de la Argentina y esa imagen no es la que queremos dar”, admitió Arruabarrena tras la derrota.
“Estoy muy caliente por las expulsiones, muy caliente por la imagen que dejamos”, siguió el director técnico de los xeneizes, quien lamentó que les hayan echado cinco jugadores en los dos primeros encuentros de este verano.
El responsable futbolístico del club de La Ribera remarcó que de ninguna manera se justifica que los futbolistas se comporten “con tantas revoluciones”.
“Es un clásico, entiendo el entorno, pero nosotros tenemos que pensar, no podemos entrar con tantas revoluciones”, precisó el conductor, en declaraciones en Fox Sports.
“Acá el error es nuestro y la imagen no es la que nosotros queremos”, insistió Arruabarrena, que evitó responsabilizar al árbitro Patricio Loustau por las expulsiones de Jonathan Silva, Gino Peruzzi y Daniel Díaz.
Pero lo cierto es que el primer superclásico del año dejó mucha tela por cortar y, según cálculos, llegarían a diez durante 2016.

Gallardo se vio superior

“Mientras el partido se desarrolló por el carril normal, creo que nosotros fuimos superiores. En esos cuarenta y cinco minutos hicimos las cosas bastante bien. Después se desnaturalizó todo”, comentó Gallardo en su contacto con los periodistas.
Y, sobre la violencia, agregó: “No es más que un partido de verano y se debería jugar como tal, pero vivimos demasiado al límite y eso se traslada al campo de juego a veces”.
Además, el Muñeco reconoció que, pese a superioridad numérica, les faltó claridad.
“La sensación es que pudimos haber sacado una ventaja mayor si nosotros hubiéramos estado más lúcidos”, enfatizó.
Al ser consultado sobre el rendimiento individual de algunos jugadores, valoró el debut del ex Gimnasia y Esgrima La Plata Ignacio Fernández: “Es bueno que haya arrancado con el pie derecho y en un clásico, porque eso te da un plus”.

¿Qué te pareció esta noticia?

Aparecen

Sección Editorial



Comentá esta noticia