Rodolfo Arruabarrena dejó esta tarde de ser el entrenador de Boca, tras una reunión con el presidente Daniel Angelici, quien decidió ponerle punto final a su gestión, luego de un irregular arranque de temporada en el torneo de Primera División y la Copa Libertadores.
Fuentes del club de la Ribera detallaron a la agencia Noticias Argentinas que la decisión fue tomada por Angelici, luego del encuentro que mantuvo después de la práctica matutina del plantel, que el próximo jueves enfrentará a Racing por la segunda fecha del Grupo 3 de la Copa Libertadores. En ese partido dirigirá el "Flaco" Schiavi y si no se contrata al nuevo DT en los próximos días, también lo hará ante River Plate, en el superclásico. .
La reprobación para el Vasco comenzó en los amistosos del verano, cuando perdió ante Estudiantes de La Plata, Racing, dos veces el Superclásico ante River y sólo le ganó a Emelec, en San Juan.
Luego fue goleado por San Lorenzo (0-4) en la Supercopa argentina disputada en Córdoba, y cuando comenzó el torneo de Primera División, igualó 0-0 con Temperley, perdió como local frente a Atlético Tucumán, se recuperó con dos triunfos ante San Martín de San Juan y Newell´s, pero este último domingo volvió a caer contra Racing.
Más allá de los resultados, que incluyeron un empate en la visita a Deportivo Cali de Colombia en su debut en la Copa Libertadores 2016, el ciclo había quedado agotado hace algunas semanas, cuando Angelici decidió darle una segunda oportunidad por las ganas que demostró el Vasco de torcer el rumbo.
El candidato natural sería Guillermo Barros Schelotto que, luego de su alejamiento de Lanús, asumió durante dos semanas en el Palermo de Italia, donde no pudo dirigir por no tener el carnet habilitado como técnico.

¿Quién querés que sea el próxi...


Dos títulos, pero falta de juego

La temporada pasada Arruabarrena había asegurado que si no ganaba al menos un título con el xeneize se iba a alejar del cargo, aunque la obtención de la Copa Argentina -en una polémica final ante Rosario Central- y el torneo de Primera División renovaron su crédito.
La victoria de Angelici en las elecciones de diciembre, dos semanas después del título en la Liga, confirmaron su continuidad al frente del primer equipo, en un vínculo que se renovó por 18 meses, hasta junio de 2017.
Sin embargo, la falta de respuestas futbolísticas en este arranque de temporada motivaron la reprobación de los hinchas y los dirigentes, que ya lo habían dejado contra las cuerdas hace dos semanas, previo a la visita a San Martín de San Juan, donde ganó por un tanto de Carlos Tevez.
Lo cierto es que el Vasco nunca pudo trasladar sus convicciones al equipo, que se notó frágil defensivamente y no supo qué hacer con la posesión de la pelota que, por ejemplo ayer frente a Racing, fue de más del 65 por ciento.

¿Qué te pareció esta noticia?

Aparecen

Sección Editorial



Comentá esta noticia