El director técnico de Boca Juniors, Rodolfo Arruabarrena, reconoció hoy su enojo con el presidente de River Plate, Rodolfo D'Onofrio, por su intromisión en el campo de juego luego de la agresión a varios jugadores del club de Núñez en la revancha de octavos de final de Copa Libertadores.
"Me enojé con D'Onofrio porque generó mas confusión al tema. Comprendo que quería saber cómo estaban sus jugadores, pero había demasiada confusión en el campo para agregar más", manifestó Arruabarrena en conferencia de prensa, con el presidente de Boca, Daniel Angelici, a su lado.
Arruabarrena se mostró enojado con el titular de River cuando ingresó a la cancha de Boca, cuestión que está prohibida, para estar cerca del plantel 'millonario' y el cuerpo técnico que se disponía a jugar el segundo tiempo del cotejo que estaba igualado sin goles cuando fueron agredidos con sustancias químicas.
El 'Vasco' también se refirió al accionar de sus dirigidos hacia sus colegas de River Plate que estuvieron más de una hora en el campo de juego a la espera de una salida segura ante los proyectiles que fueron propulsados desde la zona de plateas: "Fuimos solidarios con los jugadores de River", sostuvo.
Arruabarrena indicó que siente "mucha vergüenza" por el episodio en La Bombonera: "La Conmebol quería continuar el partido, como nosotros, pero lo más sensato era que se suspendiese, aunque gana la gente que no quiere el fútbol".
Y agregó: "Lo importante es la salud de las personas. Hubo agresiones y eso es imperdonable".
El partido desquite de octavos de final de la Copa Libertadores entre Boca y River fue suspendido antes de comenzar el segundo tiempo cuando empataban sin goles por agresiones a los jugadores del club de Núñez, que en la ida ganó 1-0 en el estadio Monumental.

    ¿Qué te pareció esta noticia?

    Sección Editorial

    

    Comentá esta noticia